17 Rasgos Personas con grandes corazones Todos Compartir

mujer con un vestido rojo haciendo el signo del corazón - ilustrando personas de gran corazón

Indudablemente tiene al menos un par de personas de gran corazón en su vida. Estas personas irradian amabilidad y compasión, y son conocidas por ser personas maravillosas en general.

No estamos seguros de si lo ha notado o no, pero muchas personas de gran corazón ( si no la mayoría ) tienden a tener una serie de rasgos en común. A continuación se presentan algunos de los principales que estos tesoros absolutos tienden a compartir.

1. Son los ayudantes.

¿Recuerdas el vecindario del Sr. Rogers ’? A menudo le decía a su audiencia: “ Busque los ayudantes. Siempre encontrará personas que están ayudando. ”

Estos ayudantes pueden ser maestros o profesionales de la salud, o simplemente pueden ser amigos y vecinos que siempre están dispuestos a echar una mano. Son las almas altruistas; los trabajadores de la luz que se dedican a abandonar este lugar mejor que cómo lo encontraron.

Las personas con grandes corazones son a menudo las primeras en extender una mano amiga donde sea necesario. ¿Hay algún miembro de la comunidad gravemente enfermo que necesite asistencia? Luego, el ayudante será quien se acerque para organizar trenes de comidas y cuidado de niños.

2. Muchos han pasado por una gran dificultad.

Muchas personas de gran corazón han experimentado dificultades significativas en sus vidas. Ya sea que discutan las viejas heridas en sus ojos o no, sabrá que han pasado por dificultades severas en función de cómo reaccionan hacia los demás.

Como resultado de todo lo que han pasado, a menudo hacen todo lo posible para aliviar el sufrimiento de otros ’. Puede que no hablen de las cosas horribles que han experimentado, sino que hagan todo lo posible para garantizar que otros no pasen por las mismas cosas que tienen.

También tendrán muchos buenos consejos para compartir sobre cómo evitar ciertas situaciones, o cómo manejar varias dificultades si surgen y cuándo. Un ejemplo perfecto de esto es un abuelo ( o bisabuelo en este punto ) que vivió durante la Segunda Guerra Mundial. Indudablemente, tenían un montón de grandes consejos para compartir sobre todo, desde cocinar comidas frugales hasta la defensa y preparación del hogar.

3. Muestran amabilidad y generosidad sin expectativas.

Muchas personas con grandes corazones tienen “ actos de servicio ” o “ obsequio ” como su principal lenguaje de amor. Estas personas ( y a menudo ) les dan a los demás la ropa de la espalda si la necesitan. A menudo prodigan regalos a sus amigos y seres queridos, ya sean comprados u caseros. De hecho, a menudo les encanta crecer y hacer cosas simplemente para dárselas a los demás.

Estas son las personas que aparecerán en su puerta con una docena de frascos de conservas caseras y productos de jardín frescos. Tejerán regalos de vacaciones y escribirán cartas dulces a mano simplemente porque saben lo encantador que es recibirlos.

Encontrarás a estas personas de gran corazón en casi todas partes, aunque a menudo gravitan hacia empleos y oportunidades de voluntariado donde pueden poner esfuerzos hacia el bien mayor. Les gustan las organizaciones sin fines de lucro, las organizaciones religiosas, el alcance comunitario y otros esfuerzos que les permiten ayudar de muchas maneras diferentes.

Te puede interesar:  5 consejos para ser real, auténtico y no falso

4. Levantan a otros en lugar de humillarlos.

Una cosa que notará sobre la mayoría de las personas de gran corazón es que siempre hablan bien de los demás. Si bien algunas personas son bastante críticas y siempre tienen algo que decir, las personas de gran corazón siempre ven lo bueno en otras – incluso cuando tienen problemas para verlo en sí mismas.

Además, se apresuran a extender los cumplidos y el aliento, incluso a completos extraños. Ellos son los que gritarán cuán maravilloso se ve el cabello de alguien, o le dirán a un niño que la obra de arte que están creando los hizo sentir felices. Saben lo que significa recibir una palabra amable, por lo que son muy generosos al repartirlos.

5. Son protectores y afectuosos, particularmente hacia los vulnerables.

A menudo encontrará que las personas de gran corazón son protectores firmes de los vulnerables. Si bien a algunos les gusta adoptar un enfoque práctico, como seguir una carrera en el cuidado de ancianos, otros trabajarán más detrás de escena.

El tipo de trabajo que harán a menudo dependerá de su tipo de personalidad. Por ejemplo, un INFP que es muy amable y cariñoso podría dedicar sus vidas al voluntariado en orfanatos extranjeros. En contraste, un ISFJ podría obtener un título en derecho específicamente para defender los derechos humanos.

Estas personas a menudo hacen todo lo posible para ayudar a los que sufren. Usarán sus habilidades individuales de la mejor manera posible y mejorarán innumerables vidas en el proceso.

En esa misma nota …

6. Son propensos a adoptar / rescatar a otros, ya sean animales o humanos.

Las personas de gran corazón a menudo abren sus hogares a otros. Pueden adoptar o fomentar niños y animales, o recibir amigos que necesitan un lugar para quedarse. Algunos incluso abren sus puertas a completos extraños simplemente porque pueden.

Sus hogares son bastiones de la calma en un mundo aterrador y tormentoso, y a menudo están decorados con tonos relajantes y texturas reconfortantes. Aquellos que están sufriendo encuentran consuelo en los brazos de las personas de gran corazón e inevitablemente descubren que sus vidas mejoran enormemente gracias al amor y el apoyo que reciben.

7. Tienen increíbles cantidades de paciencia.

Encontrará un número extraordinario de personas de gran corazón que trabajan en educación, atención médica y trabajo social.

Incluso si estas personas no son trabajadores sociales o cuidadores, exhibirán niveles similares de gentileza y paciencia hacia los demás. Especialmente niños, o aquellos que están discapacitados, lidiando con un trauma o trabajando de otra manera a través de dificultades.

Sus pozos de paciencia nunca parecen agotarse, y aquellos que luchan a menudo se sienten calmados por su propia presencia.

8. Son inmensamente indulgentes.

Básicamente, buscan entender por qué otros se comportan como lo hacen. En lugar de reacciones instintivas como la ira y las represalias, se tomarán el tiempo para escuchar explicaciones. Como resultado, darán segundas, terceras y cuartas oportunidades a las personas a las que otros habrían renunciado hace mucho tiempo.

Sin embargo, esto puede ser tanto una bendición como una maldición para ellos. Muchas personas los molestarán y aprovecharán su naturaleza amorosa. Alternativamente, otros que tienen problemas de confianza podrán florecer con su amor y cuidado – a menudo teniendo la oportunidad de convertirse en las personas que siempre deben ser, simplemente porque alguien se negó a renunciar a ellos.

9. A menudo les resulta más fácil expresar emociones.

Muchas personas mantienen sus emociones en secreto, especialmente cuando se trata de expresar cómo se sienten acerca de los demás. Pueden ser bastante reservados y solo abrirse cuando se sienten “ seguros ” para hacerlo.

Te puede interesar:  10 rasgos de la persona altamente intensa

En contraste, las personas de gran corazón tienden a ser muy demostrativas emocionalmente. Son los primeros en sacar a sus amados amigos en abrazos de osos grandes, o expresar su amor y gratitud efusivamente. Son rápidos para llorar, aún más rápidos para reír, y parecen mucho más cómodos siendo vulnerables y abiertos con sus sentimientos.

10. Son de buen espíritu, incluso en las circunstancias más difíciles.

Como se mencionó anteriormente, las personas de gran corazón a menudo intentan evitar que otros sufran. Esto también incluye abstenerse de arrojar sus dificultades a quienes los rodean. Incluso cuando y si están pasando por noventa tonos de dolor, mantendrán un espíritu positivo y un gran sentido del humor durante todo el tiempo.

Cuando una amiga íntima estaba en cuidados paliativos, muriendo de cáncer de seno, una de las últimas cosas que hizo fue llamarme en mi cumpleaños. Ella me dejó un mensaje ridículo lleno de bromas terribles – todavía tratando de hacerme reír a pesar del dolor en el que estaba.

Ese es el tipo de cosas que hace una persona de gran corazón: tratarán de disminuir su propio dolor para evitar a otros su propio dolor.

11. Tienen tendencia a sacrificarse a sí mismos.

Si conoce a algunas personas de gran corazón, probablemente haya notado que a menudo trabajan en el suelo. Hacen tanto por tantos que tienden a descuidar sus propias necesidades y deseos. El autocuidado ocupa un segundo plano para estar al servicio de los demás.

Algunos podrían no comer hasta que todos sus familiares y amigos animales ( domésticos y salvajes ) hayan sido alimentados. Serán los últimos en irse a la cama y los primeros en despertarse para garantizar que se atiendan todas las necesidades del hogar. Muchos de los que trabajan en organizaciones sin fines de lucro o de caridad trabajarán hasta altas horas de la noche durante semanas a la vez.

Muy a menudo su salud sufrirá porque están completamente agotados, pero no se rinden. Simplemente continúan, luchando la buena pelea.

12. Recuerdan cosas que son importantes para los demás.

Las personas de gran corazón recuerdan pocos detalles que otros podrían ignorar como insignificantes. Estas personas no solo recordarán a menudo su cumpleaños sin un recordatorio del calendario, pero también recordarán que te encanta ese bocadillo en particular que solo se puede encontrar en una pequeña tienda en Oregon durante una semana al año. Así que se asegurarán de abastecerse para sorprenderlo.

Lo mismo ocurre con otros detalles sobre su vida. Recordarán los detalles que pueden desencadenarte e intentarán protegerte siempre que sea posible, o han tomado nota de las canciones que más te encantan bailar. Conocerán sus preferencias literarias y alimentarias, qué series de televisión adoran y qué sabores de helado evitar.

Básicamente, si algo es importante para usted, entonces también es importante para ellos.

13. Tienen paquetes de integridad.

Las personas de gran corazón a menudo son ignoradas por ser demasiado blandas o sentimentales, pero eso generalmente está bastante lejos de la verdad. Es mucho más difícil ser amable y indulgente que ser cruel y despectivo. Estas personas tienden a tener una inmensa fuerza de carácter y pueden continuar mucho después de que otros se hayan arrugado.

Además, las personas de gran corazón tienden a tener un coraje increíble en sus convicciones. Otros grandes conversadores pueden ceder ante la más mínima presión, mientras que las personas de gran corazón tomarán una posición simplemente porque es lo correcto.

Te puede interesar:  ¡5 consejos simples pero efectivos!

Conocen la importancia de la integridad y no evitan las dificultades – incluso si tienen que ponerse en peligro para defender lo que creen.

14. Realmente les importa, en lugar de solo pretender hacerlo.

Mucha gente por ahí va más allá para mostrar cuánto les importan varias causas. Escribirán en un blog sobre sus donaciones caritativas, publicarán toneladas de fotos en las redes sociales cuando hagan trabajo voluntario, etc. Gran parte de eso tiende a mostrarse: señalización de la virtud en aras de los reconocimientos sociales.

En contraste, las personas verdaderamente de gran corazón hacen cosas maravillosas simplemente porque realmente les importa. Se detendrán y rescatarán serpientes del medio del camino y las liberarán en arbustos cercanos para que no se lastimen y no escribirán en el blog al respecto. Solo lo harán. Del mismo modo, podrían donar todo lo que puedan a varias organizaciones benéficas sin decir una palabra al respecto.

Para ellos, las buenas acciones son su propia recompensa. Puede haber un susurro de altruismo egoísta presente en el sentido de que les hace sentir felices de ayudar a los demás, pero todos terminan beneficiándose de este tipo de sincera amabilidad y generosidad.

15. Son increíblemente gentiles con los corazones de otras personas.

Las personas de gran corazón se esfuerzan por ser tan amables y gentiles con los demás como puedan, simplemente porque no quieren causarle dolor a nadie.

Si están en una relación, harán todo lo posible para que la otra persona se sienta incondicionalmente amada y aceptada. Si surgen dificultades, discutirán las cosas con calma – sin culpa ni comentarios incendiarios.

Del mismo modo, si tienen que dar noticias difíciles a los demás, lo harán de la manera más amable posible. Saben cómo rechazar las invitaciones sin hacer que el otro se sienta desairado o avergonzado, y conocen las palabras y gestos correctos que calmarán la angustia y la pérdida.

Intentan ser lo más conscientes y concienzudos posible para que no causen ningún daño. Dependiendo del individuo, incluso puede encontrar el sánscrito “ Ahimsa ” tatuado en algún lugar de su cuerpo en algún lugar.

16. Tienen algún tipo de inclinación espiritual.

Muchas, si no la mayoría de las personas de gran corazón, siguen algún tipo de camino espiritual. Algunos pueden ser devotos con sus creencias religiosas, mientras que otros todavía están tratando de descubrir su lugar en el universo, pero saben que hay “ algo ” por ahí. De cualquier manera, entienden la interconexión que existe entre todas las cosas, y les gusta hacer su parte para que esa conexión sea un poco más dulce y brillante.

Para algunas de estas personas, su espiritualidad es una fuerza impulsora importante detrás de su amabilidad y generosidad. Puede ser un principio importante en su religión, o tal vez tienen un llamado individual que los inspira a estar al servicio de los demás. Cualquiera sea su inclinación personal, puede estar seguro de que estas personas sienten una fuerte conexión con algo más grande que ellos mismos.

17. Encuentran alegría donde y cuando sea posible.

Las personas de gran corazón que conoces sin duda se deleitan en la alegría y la belleza siempre que pueden. No es raro que personas como estas se tomen el tiempo para disfrutar de la belleza de una puesta de sol perfecta o comenzar a bailar junto con niños pequeños cuando los músicos callejeros están actuando.

Para ellos, la vida es una celebración y tratan de disfrutar de todo lo que pueden. Además, les encanta compartir y alentar ese deleite en los demás.

Las personas de gran corazón saben que la vida puede ser inmensamente alegre y que se puede encontrar brillo incluso en el rincón más oscuro. Si tienes la suerte de tener una ( o incluso algunas ) de estas personas en tu vida, atesoralos. Son algunas de las luces más brillantes en lo que a veces puede ser un mundo gris muy difícil.

Por – Última actualización el 9 de noviembre de 2021

Ezoico informe este anuncio

Deja un comentario