14 maneras de escuchar mejor tu intuición

concepto de intuición

En la vida, con demasiada frecuencia, dejamos nuestra toma de decisiones en manos del pensamiento racional, el sentido práctico y la actuación que mantiene la apariencia externa que deseamos proyectar al mundo.


Hemos perdido el contacto con gran parte de nuestra capacidad para entrar en un estado de flujo en el que las acciones se toman porque se sienten naturales y correctas. Silenciamos nuestra intuición por miedo a que nos lleve y, así, nos perdemos los increíbles beneficios que puede aportar.


Si quieres empezar a escuchar tu intuición para que te guíe en tu viaje por la vida, aquí tienes 14 formas efectivas de perfeccionar esta capacidad que se da de forma natural.


1. Deja de lado tu necesidad de controlarlo todo


Mientras intentes mantener el control sobre cada pequeño detalle de tu vida, te costará escuchar lo que dice tu intuición. Aunque quieras ser dueño de tu propio destino, no tienes que ignorar totalmente lo que te dice tu instinto.


De hecho, dejar que tu intuición te muestre el camino es una de las mejores maneras de crear una vida de satisfacción.


2. Despréndete de tus deseos


Una de las principales formas de ceder el control es poner cierta distancia mental entre tus deseos y tu mente despierta. Desear ciertas cosas y convertirlas en tus objetivos no es en absoluto algo malo, pero si tu mente está siempre centrada en ellas, no hay espacio para que la intuición prospere.


Si dejas que tu mente se aleje de esos sueños elevados, le das a tu intuición la oportunidad de trabajar para hacerlos realidad. La inspiración nos llega más a menudo cuando no estamos pensando en aquello que queremos conseguir.


3. Meditar para despejar la mente


Mentalmente hablando, el entorno en el que mejor funciona tu intuición es uno de paz y calma. Por lo tanto, no sólo debes olvidarte de tus deseos de forma regular, sino que debes intentar olvidarte de todo lo que ocurre en tu vida.

Te puede interesar:  10 pasos para promover una actitud mental positiva en su vida

La meditación y el estado mental sereno que crea es el lugar ideal para que las semillas de la intuición crezcan hasta fructificar.


4. Sé brutalmente honesto contigo mismo


Es común que las personas vivan, no como desean vivir, sino como creen que deberían vivir. Intentan presentar al mundo una imagen que creen que al mundo le gustaría ver, pero lo único que se consigue con ello es ahogar el pensamiento intuitivo.


Cuando buscas mantener una actuación, evitas asumir riesgos, evitas el fracaso y niegas tu verdadera vocación. El arrepentimiento es a menudo la señal de que no has aprovechado una oportunidad que desearías haber aprovechado, así que fíjate en este sentimiento y utilízalo para alimentar una actitud de honestidad hacia tu verdadero yo.


5. Perdónate a ti mismo cuando las cosas no salgan según lo previsto


La intuición es, en gran medida, una cuestión de confianza en ti mismo para saber en qué dirección debes dirigirte, pero nada puede funcionar perfectamente según el plan todo el tiempo.


Para que la confianza crezca, no debes reprenderte cuando las cosas van mal. Criticar una decisión sólo erosiona la confianza, así que en lugar de considerar algo como un desastre, míralo como una experiencia de aprendizaje. Perdónate a ti mismo y recuerda que ningún mar es perfectamente plano y que ningún viaje en él estará exento de altibajos.


6. Observa la serendipia


A veces surgen oportunidades ventajosas en tu vida, y reconocerlas como lo que son puede fortalecer realmente tu intuición.


Cuando te das cuenta de las coincidencias, los sucesos fortuitos y los actos aparentemente aleatorios, entrenas inconscientemente tu intuición para detectarlos en el futuro. El simple hecho de observar algo como una ocurrencia espontánea de la vida te hace más abierto y receptivo a la idea de una coincidencia significativa.


7. Mantén la curiosidad


Somos más intuitivos cuando somos niños y esta capacidad innata disminuye a medida que crecemos. Así que parece natural buscar un vínculo más estrecho con nuestra intuición reconectando con nuestro niño interior.

Te puede interesar:  9 cosas que hacer cuando te sientes derrotado

Una de las características más importantes que hay que redescubrir es la curiosidad. Cuando somos curiosos, somos observadores, nos emocionamos y estamos abiertos a infinitas posibilidades; todos estos son rasgos de los altamente intuitivos.

Mira el mundo con los ojos de un niño y encontrarás tu sentido del asombro, que es un ingrediente vital de la intuición.


Entradas relacionadas (el artículo continúa más abajo):


8. Ser creativo


Otro de los dones que solemos perder de nuestra infancia es el de la creatividad. En lugar de limitarse a hacer o fabricar algo por el mero hecho de expresarse, sólo ponemos nuestro tiempo y energía en cosas con un objetivo final.


La intuición es creativa y funciona mejor como parte de una mente creativa más amplia. Sea cual sea la forma en que más te guste expresarte, hazlo parte de tu rutina habitual y simplemente ve lo que ocurre.


9. Salir a la naturaleza


No existimos dentro de la naturaleza, somos la naturaleza. Cuando nos sentimos alejados del mundo natural, nuestros sentidos se embotan y nuestra mente pierde agudeza; nada de eso es bueno para nuestra intuición.


Volver a la naturaleza es más vital que nunca, gracias al aumento de la expansión urbana, en la que la naturaleza real e intacta se aleja cada vez más de nuestra vida cotidiana.


10. Manténgase positivo


No puedes mantener una perspectiva positiva indefinidamente, pero cuanto más tiempo puedas pasar con una visión alegre del mundo -y de tu vida-, mejor.


La intuición trabaja en el mejor interés de tu bienestar general, y esto significa que opera con la máxima eficiencia cuando estás mentalmente preparado para seguir su guía. Una mente positiva está mucho más dispuesta a actuar según la intuición.


11. Busca patrones en tus sueños


En lugar de descartar los sueños como obras de pura fantasía, puede considerar verlos como portales de su inconsciente. Nuestros verdaderos sentimientos y deseos a menudo ejercen una gran influencia sobre el tema y la intensidad de nuestros pensamientos nocturnos, por lo que al observar nuestros sueños, aprendemos mucho sobre nosotros mismos.

Te puede interesar:  Las causas subyacentes de la vergüenza ( + Por qué no todo es malo )

12. Observa las señales de tu cuerpo


No hay separación entre el cuerpo y la mente, lo que significa que la intuición puede mostrarse tan fácilmente a través de los sentimientos y las sensaciones de tu cuerpo como a través del pensamiento.


Ya sea positivo o negativo, tu entorno físico tiene mucho que enseñar. Si prestas atención a estas lecciones, pueden actuar como un faro y un mapa, advirtiéndote del peligro que se avecina y dirigiendo tu curso alrededor de él.


13. Ejerce tu intuición


Puede parecer obvio que ejercitar algo lo hace más fuerte, pero esto es tan cierto con la intuición como con cualquier músculo de tu cuerpo. ¿Pero qué significa esto exactamente?


Pues que debes lanzarte y actuar sobre la intuición que ya tienes. Esto refuerza la confianza que tienes en ella, a la vez que perfecciona la precisión de tu conocimiento de la misma. Puedes empezar a saber qué señales son más fuertes y cuáles podrías ignorar para que, finalmente, tu verdadera intuición se convierta en una voz fuerte y clara dentro de ti.


14. Toma nota cuando no puedas actuar inmediatamente


Nuestra intuición suele estar a mano cuando más la necesitamos, pero habrá otras veces en las que un destello de inspiración surja de la nada. Si no puedes actuar cuando se produce ese destello, anótalo en tu teléfono o en un papel y síguelo la próxima vez que puedas.


De este modo, nunca te quedarás rascándote la cabeza intentando recordar ese momento de acierto del día anterior.


¿Tienes ahora más esperanzas de poder mejorar tus capacidades intuitivas? ¿Has escuchado alguna vez a tu intuición para obtener un gran beneficio positivo? Deja un comentario a continuación y cuéntanoslo.

Deja un comentario