4 Señales de Positividad Tóxica en Acción + Cómo Evitarla

mujer empujando los lados de su boca hacia arriba para formar una sonrisa - ilustrando la positividad tóxica

«¡Mira el lado bueno!»

«¡Tenga una actitud positiva!»

«¡Busca el lado bueno de esa nube gris!»

Probablemente hayas escuchado o incluso utilizado estas frases alguna vez, quizás al ser consolado por alguien durante un momento especialmente duro, o al intentar consolar a alguien tú mismo.

Este tipo de frases son indicativas de «positividad tóxica».

La positividad tóxica es la negación de las emociones y experiencias negativas de la vida sustituyéndolas por felicidad y positividad superficiales.

Degrada y devalúa las emociones negativas que a veces necesitamos experimentar en la vida.

La vida es complicada y dolorosa a veces. Está bien que sea difícil y dolorosa.

También está bien que la gente se sienta triste, enfadada, deprimida, ansiosa o perturbada por estas circunstancias.

La positividad tóxica niega estos sentimientos negativos y evita que la persona procese sus emociones correctamente.

No puedes evitar o negar el sufrimiento que vendrá.

Cuando lo haces, sólo se encona hasta que se acumula lo suficiente como para convertirse en un problema más grave.

Además, muchas lecciones valiosas de la vida y la sabiduría se ganan con esfuerzo a través del sufrimiento y la superación de los retos que la vida nos presenta.

Negar a estas emociones negativas el espacio que merecen es atrofiar el propio crecimiento emocional.

Por supuesto, hay que encontrar un delicado equilibrio.

Sí, es un error negar las experiencias negativas de la vida y tratar de sustituirlas por una positividad superficial.

Pero tampoco sirve de nada insistir en las circunstancias adversas.

Rumiar las emociones negativas también puede causar problemas al alimentar a la bestia sin encontrar ninguna resolución.

Y a veces uno se cansa de sentirse mal y cansado, así que sonríe y sigue adelante. De vez en cuando hay que hacerlo.

¿Cuáles son algunas de las señales de positividad tóxica y cómo puedes evitarla?

1. Sentirse culpable por experimentar emociones negativas.

«Mi vida es tan buena que no debería sentirme mal».

«Soy tan estúpido por sentirme mal».

La positividad tóxica puede manifestarse como culpa cuando te sientes mal por experimentar emociones negativas.

Te puede interesar:  El poder de la Actitud Mental Positiva: Transforma tu vida hoy

Por supuesto, los sentimientos negativos se sentirán mal. Pero sentirse mal, culpable o avergonzado por sentir esas emociones es indicativo de positividad tóxica.

Una persona en esa situación puede decirse a sí misma que no tiene motivos para sentir esas emociones y que debería estar contenta con su situación.

Puede descubrir que ha infligido esto a otras personas, o que otras personas se lo han infligido a usted diciéndole lo que debería y no debería sentir.

«¡Sonríe! ¿Por qué tienes que ser infeliz?»

«Oh, tu vida es tan fácil. ¿Por qué eres siempre tan miserable?»

«A nadie le gusta un saco triste. Anímate».

Si eres alguien que dice este tipo de cosas, la mejor regla general es no decirle nunca a nadie cómo debe o no debe sentirse.

Al decirle a alguien cómo debería o no debería sentirse, invalidas lo que está sintiendo en ese momento.

Esto les dice que no eres la persona con la que deberían hablar de sus problemas.

Si alguien te dice este tipo de cosas, lo mejor que puedes hacer es afirmar que puedes tener emociones negativas. No cedas a sus mensajes.

Puede ser que no entiendan cómo dar un apoyo emocional significativo o que simplemente no sean tan inteligentes emocionalmente.

Saber cómo consolar a alguien que está pasando por un momento difícil es una habilidad aprendida, no es algo con lo que nacemos inherentemente.

2. Enmascarar tus verdaderos sentimientos con una falsa positividad.

«¡Estoy muy bien!»

«¡Podría ser peor!»

«¡No tengo nada de qué quejarme!»

¿Dejas espacio para los sentimientos negativos que tienes?

¿O tratas de reubicarlos como algo positivo?

Te puede interesar:  5 razones para vivir si no puedes encontrar una en este momento

A veces nuestras experiencias y emociones simplemente no son positivas.

A veces simplemente no nos sentimos felices, optimistas o animados.

No siempre tenemos que sonreír y aguantar.

Está bien sentir sentimientos negativos cuando lo necesitas.

Pero, ¿y si no puedes?

¿Y si no tienes tiempo?

¿Y si tienes otras cosas que deben ser atendidas ahora mismo?

No tengo tiempo para llorar. Tengo que trabajar. Hay que hacer las tareas de la casa. Tengo que llamar y conseguir esta cita.

En ese caso, tienes que reservar tiempo para permitirte sentir lo que necesitas sentir.

Pero no es imprescindible que sientas lo que necesitas sentir ahora mismo.

Lo importante es que te des espacio y permiso para sentir esos sentimientos negativos cuando puedas.

3. Proporcionar perspectiva en lugar de empatía y validación.

«Bueno, podría ser peor».

«Sabes, la persona XYZ lo tiene mucho más difícil que tú».

El espíritu de proporcionar cierta perspectiva puede interpretarse como útil, pero no hace bien el trabajo.

La empatía y la validación van mucho más allá a la hora de proporcionar un apoyo significativo a uno mismo o a los demás.

La clave para encontrar la empatía y proporcionar validación es saber cuándo no hay que hablar.

Muchas personas hablan porque se sienten obligadas, incluso presionadas, a tener algo significativo que decir.

La verdad es que hay muchas situaciones en las que simplemente no hay nada bueno que decir.

Una persona que está viviendo una tragedia o pasando por momentos difíciles no es ajena al sufrimiento de otras personas.

Lo que más le preocupa en ese momento son sus propios sentimientos negativos.

Tratar de ofrecer una perspectiva es un medio para tratar de empujar a uno mismo o a otra persona a una vía de evasión.

«No voy a sentir lo que necesito sentir porque otra persona lo tiene peor que yo».

La positividad tóxica es evitación, al igual que proporcionar perspectiva.

Te puede interesar:  Cómo ser emocionalmente independiente y dejar de depender de los demás para ser feliz

4. Minimizar o avergonzar las experiencias propias o ajenas.

«No fue para tanto».

«Otras personas lo han pasado peor».

Esto no significa que las emociones negativas no sean importantes.

Cuando minimizamos las emociones, sean nuestras o no, privamos a la persona de la capacidad de sentir sus emociones con honestidad y seguridad.

Se trata de evitar lo negativo y centrarse superficialmente en lo positivo.

Mensajes como «no es para tanto» nos animan a apartar la mirada de la negatividad en lugar de enfrentarnos a ella y afrontarla.

¿Por qué la positividad tóxica es un problema?

Ser un ser humano es un trabajo duro. Hay mucho sufrimiento con el que tratar de encontrar la paz en la vida.

Al intentar centrarnos sólo en lo positivo y no dar espacio a las emociones negativas que sentimos, nos dificultamos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos la curación y el crecimiento.

Albergar esas emociones negativas durante largos periodos y no lidiar con ellas en realidad empeora nuestra salud al causar estrés adicional.

Y el estrés en sí mismo tiene muchos efectos adversos en el cuerpo, como el aumento de la ansiedad, la presión arterial, los dolores de cabeza, el insomnio, la depresión, la fertilidad, las disfunciones sexuales y mucho más.

La positividad tóxica también erosiona y destruye las relaciones.

Cuando te obligas a ser feliz continuamente o adoptas una mentalidad excesiva de «vibraciones positivas», estás comunicando a otras personas que no deben tener emociones difíciles a tu alrededor.

Sin embargo, superar las dificultades es una parte importante de la construcción de relaciones.

La forma en que resuelves los conflictos o ayudas a tus amigos a superar sus cosas puede ayudar a fortalecer las relaciones de una forma que nada más puede hacerlo.

La positividad tóxica no tiene aspectos positivos. Es sólo una forma cómoda de cerrar los ojos, meternos los dedos en los oídos e ignorar la realidad.

También te puede gustar:

– Última actualización: 25 de marzo de

2021También te puede gustar.

..

Ezoic

Deja un comentario