5 cosas que realmente funcionan

mujer con maleta en camino oscuro - miedo al cambio

¿Quieres superar tu miedo al cambio? Este es el mejor precio de 14,95 dólares que jamás gastarás.
Haga clic aquí para obtener más información.

Naturalmente, tememos el cambio y nuestras rutinas nos parecen seguras y reconfortantes. Sin embargo, sus relaciones, su carrera, su estado de ánimo y su situación financiera cambian periódicamente a lo largo de la vida.

Estos cambios pueden ser estresantes, aunque el resultado aporte muchos beneficios. Por ejemplo, conseguir un ascenso puede significar un salario más alto, pero es posible que aún no te sientas capaz de manejar algunas de tus nuevas responsabilidades.

Por experiencia, ya sabes que acabarás acostumbrándote a todos estos cambios. Al principio puede que te asuste cómo adaptarte a tus nuevas circunstancias, pero tarde o temprano éstas se convertirán en el nuevo statu quo.

Con los siguientes consejos, puedes triunfar sobre tu miedo al cambio y aceptar con más confianza los nuevos retos, soportando mucho menos estrés en el proceso.

1. Esperar lo mejor y prepararse para lo peor

Es estupendo tener una mentalidad positiva. Cuando tu mente está más abierta a las experiencias positivas, es más probable que entren en tu realidad. Es una forma mucho mejor de vivir que preocuparse de forma pesimista por todos los posibles resultados negativos.

Sin embargo, las personas puramente optimistas pueden sentirse desoladas cuando un cambio de vida no les favorece. Si te preparas para los peores resultados posibles, puedes entrenarte para aceptar cualquier posibilidad.

Imagina que asistes a una entrevista de trabajo y parece que va bien. Estás tan seguro de haber conseguido el trabajo que no solicitas ninguno más. Pero pasan semanas sin que ese empleador te ofrezca el puesto. Has perdido tiempo y te has causado aún más estrés al no aceptar la posibilidad de que no te contraten.

Te puede interesar:  Para hacer crecer su autoestima a lo largo del tiempo, haga estas 10 cosas pequeñas regularmente

Presta atención a tu nivel de pesimismo en torno a los acontecimientos futuros. La preocupación te obliga a prepararte para la pérdida del trabajo, los gastos médicos imprevisibles u otras inevitabilidades. Sin embargo, un exceso de preocupación provoca una ansiedad innecesaria por acontecimientos que ni siquiera existen.

Pregúntese : «¿Me preocupo por cosas que nunca llegan a suceder?». Si la respuesta es afirmativa, tal vez esa preocupación excesiva le haya ayudado a evitar algunas situaciones incómodas. Sin embargo, también estás evitando oportunidades de crecimiento. Sé sincero contigo mismo y te darás cuenta de cuándo es esto cierto.

Algunas personas renuncian a oportunidades profesionales porque les preocupa tener un mal rendimiento. Algunas personas evitan las oportunidades de socializar porque les preocupa pasar vergüenza.

Tanto los acontecimientos futuros positivos como los negativos provocan una enorme ansiedad en las personas, pero sea cual sea la situación, puedes prepararte para ella. Puede que no seas capaz de encontrar una solución inmediata. Pero puedes prepararte emocionalmente. Puedes practicar la aceptación de la posibilidad de que tu situación cambie.

Considera todas las posibilidades. Imagina que aceptas y manejas los resultados pase lo que pase. Esto te ayuda a relajarte y a reducir el estrés pase lo que pase.

2. Preste atención a los próximos cambios

Si usted es muy pesimista, será estupendo para su salud centrarse en toda la abundancia positiva que ya está presente en su vida y dar las gracias por ello. Sin embargo, algunas personas se centran tanto en lo que va bien en su vida, que pueden ignorar las señales de los próximos desafíos.

Por un lado, esto equivale a menos estrés. En lugar de preocuparse por acontecimientos futuros que pueden o no ocurrir, se inclinan más por disfrutar del momento. El problema es que si las circunstancias cambian repentinamente, también podría cambiar su buen humor.

Cuando nos atascamos en nuestras rutinas diarias, puede ser tentador ignorar las señales de los cambios que se avecinan. Pero esto sólo le deja más desprevenido cuando el cambio se produce realmente.

Te puede interesar:  "Siento que todos me odian"

Por eso es importante ensayar mentalmente sus reacciones ante ese cambio. No sólo sabrá qué hacer, sino que el cambio real no le dará tanto miedo.

Pregúntate a ti mismo: «¿Y si ocurre ___? ¿Qué haré?». Este ejercicio te ayuda a prepararte emocional y mentalmente para futuros acontecimientos.

Practique también la aceptación de los acontecimientos que experimenta en su ensayo mental.

Cuando se produzca el futuro cambio o desafío, estarás preparado para tomar las medidas adecuadas. También te sentirás menos estresado por ello porque ya has practicado la aceptación del cambio en lugar de resistirte a él.

También te puede gustar (el artículo continúa más abajo):

3. Divida el reto en trozos más pequeños

Puede resultar abrumador pensar en todos los detalles de los cambios importantes. En su lugar, divida el cambio en partes más pequeñas y manejables. En lugar de intentar adaptarse a todo simultáneamente, puede tomarse su tiempo para manejar cada aspecto del cambio.

La fragmentación es una forma de replantear los grandes proyectos o retos para convencerse de que en realidad son más pequeños y manejables. Un proyecto enorme puede parecer imposible. Puede que te sientas tan estresado por la magnitud del mismo que te niegues a empezarlo.

Sin embargo, si puedes convencerte de que debes centrarte en una pequeña parte del reto y olvidarte del resto, entonces la parte que has elegido para trabajar debería ser más fácil de manejar. Por ejemplo, imagina que quieres escribir un libro. Si te centras en escribir un libro entero, puede que sientas que es demasiado trabajo. Pero si te centras en escribir un capítulo hoy, o incluso sólo una página, es más probable que creas que puedes manejar la tarea más pequeña.

Lo mismo ocurre con muchos cambios en la vida. En lugar de intentar resolver todos los problemas desde el principio, elige una tarea más pequeña que creas que puedes manejar. Una vez que hayas terminado esa tarea, la sensación de logro debería ayudarte a impulsar la resolución del siguiente reto.

Te puede interesar:  4 cosas que hay que hacer cuando uno no se preocupa por sí mismo

4. No te arrepientas

Las experiencias que cambian la vida pueden venir acompañadas de recuerdos dolorosos. A veces, no hay buenas opciones. Inevitablemente, puede que te quedes pensando en qué habría pasado si hubieras tomado otras decisiones.

Esto es, en última instancia, un desperdicio de energía mental. Si te arrepientes de haber cambiado tu vida, sólo conseguirás que tu mente se quede atascada en el pasado. En cambio, abre tu mente a nuevas oportunidades. Céntrate en el futuro y en los cambios que podrían mejorar tu vida.

5. Abraza el cambio

Saque un papel y escriba 10 cambios que hayan mejorado su vida. Tómate tu tiempo si lo necesitas. Pueden ser cosas como graduarse en la escuela, empezar un nuevo trabajo, terminar una mala relación o incluso comprar un nuevo ordenador.

¿Estabas nervioso por estos cambios?

¿Tenías miedo?

¿Cuántos de estos cambios resultaron mucho más positivos de lo que esperabas?

Este ejercicio puede ayudarte a apreciar tu capacidad para soportar el cambio. Probablemente haya algunas experiencias muy adversas en tu lista. Date cuenta de cómo estas experiencias te han ayudado a crecer. Esto te ayudará a enfrentarte a futuros retos con mucha más confianza. Cada vez que un cambio te desafía, te da la oportunidad de aprovechar tu potencial.

No hay que temer el cambio. Lo que realmente debes temer es mantener la misma y aburrida rutina y nivel de conciencia para siempre. Eso sólo es estancamiento, no crecimiento. En cambio, al abrazar el cambio te abres a nuevas posibilidades.

¿Podría esta meditación guiada ayudarte a dejar de temer el cambio? Nosotros creemos que sí.

Por Adam Rockman – Última actualización: 10 de febrero de

2022También te puede gustar


Ezoic

Adam RockmanAdam

Rockman es un coach de confianza y autor del best-seller Social Confidence Mastery: How to Eliminate Social Anxiety, And the Fear of Rejection.

Deja un comentario