5 razones para vivir si no puedes encontrar una en este momento

dibujo a lápiz de unos ojos mirando a través de la niebla de la depresión que ilustra la búsqueda de razones para vivir

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados a determinados socios. Recibimos una comisión si decides hacer una compra después de hacer clic en ellos.

La vida puede ser un reto. Los buenos momentos pueden parecer demasiado escasos y distantes entre sí. Los malos tiempos, bueno, les gusta acumularse cuando las cosas ya están empezando a desmoronarse.

No parece que sea nunca una sola cosa, ¿verdad? Es como si hubiera una cosa, y luego otra, y luego otra, y luego tres más, y entonces el agotamiento de lidiar con toda esa basura se asienta sobre tus hombros.

Es difícil, especialmente con toda la tragedia y la confusión que hay en el mundo.

¿Cómo encuentras una razón para seguir adelante -una razón para vivir- incluso cuando tu cerebro te dice que no vale la pena?

Si estás en crisis y crees que puedes suponer un riesgo para ti mismo, por favor, deja de leer y visita la página web de la National Suicide Prevention Lifeline o llama al 1-800-273-8255.

Si aún no estás en crisis, se recomienda encarecidamente que busques ayuda profesional de un consejero o terapeuta lo antes posible.

1. «Y esto también pasará».

Una pequeña y simple frase que contiene un universo de significado y emoción. Todas las cosas cambian, para bien o para mal. A veces son estupendas, a veces no lo son tanto, pero cambiarán, tarde o temprano.

Muchas personas suicidas no quieren morir. En realidad, sólo están agobiados por las pruebas y tribulaciones de la vida y buscan alivio. El suicidio puede parecer una vía de escape para las personas que luchan contra una enfermedad mental o que no tienen buenas habilidades para afrontar el estrés. Puede parecer que todo se desmorona, cuando en realidad se trata del proceso natural de cambio que todos experimentamos.

Hay muchos tipos de personas con diferentes problemas que pueden considerar el suicidio. El mundo no es siempre un camino de rosas. A personas inocentes les ocurren cosas terribles sin motivo alguno, pero esas cosas terribles pasarán.

Y tú podrás elegir cómo recuperarte y seguir adelante con esas cosas. No tendrás que vivir tu vida en ese agujero, tratando de mantener tu cabeza por encima de la superficie.

Puede que haga falta una intervención de salud mental, una medicación o un cambio completo de estilo de vida, pero mientras estés vivo, podrás encontrar un camino.

2. La curiosidad.

La esperanza es un faro poderoso y brillante que brilla en la oscuridad. Por desgracia, la depresión es más oscura que eso. No sólo es oscura, sino que trata de estrangular y sofocar cualquier pizca de luz que intente atravesarla.

Te puede interesar:  ¿Por qué estás equivocado al creer que mereces sentir dolor?

En las zonas más oscuras de la depresión, encontrar incluso una pizca de esperanza es un reto. La esperanza es un sentimiento increíblemente brillante e intenso, especialmente si has estado sentado en la oscuridad durante mucho tiempo.

Si no puedes encontrar la esperanza, la curiosidad es una alternativa más razonable y alcanzable. Por lo que sabemos, sólo tenemos una vida. Eso es todo. Sólo una. ¿No tienes la más mínima curiosidad por lo que te puede deparar tu vida?

Sí, ahora mismo está oscuro. Pero esa oscuridad no durará para siempre. Eventualmente, encontrarás el camino de vuelta a la luz. Allí, podrás encontrar cosas nuevas y emocionantes para experimentar más adelante.

Di que sí a más experiencias, asume riesgos razonables, cambia tu rutina para tratar de encontrar algo que despierte tu curiosidad. ¿Es un viaje que quieres hacer? ¿Un libro que te hace ilusión? ¿Una experiencia que quieres vivir? ¿Quieres conocer lugares históricos? ¿Visitar el Louvre? ¿Mochilear en Vietnam?

¿Y una carrera? ¿Quieres ayudar a la gente? ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo? ¿Trabajo social? ¿Trabajo voluntario? ¿Arte? ¿Qué diferencia puedes marcar con estos conocimientos y experiencia que tienes? Porque puedes hacerlo. Puede que no cambie el mundo, pero no hace falta que lo haga. En realidad, sólo tienes que preocuparte de desarrollarte a ti mismo y de amar a las personas que te rodean.

Y si los que te rodean son terribles, siempre puedes formar una nueva familia y elegir mejores amigos con algo de tiempo y paciencia.

3. Protege a las personas que te importan.

El suicidio es como una bomba que estalla en el corazón de amigos, familiares y otros seres queridos. Tiene consecuencias de largo alcance que dejan profundas cicatrices que no se curan rápidamente, y normalmente no se curan limpiamente.

Las personas que pierden a sus seres queridos a causa del suicidio llevan ese dolor con ellos durante el resto de sus vidas de alguna manera. Puede que se reduzca con el paso del tiempo, pero nunca se cura del todo.

Hay un dicho común en los espacios de salud mental que dice algo así como: «El suicidio no acaba con tu dolor, sólo lo extiende a las personas que te quieren». Eso no es exacto. Lo que es más exacto es que el suicidio inflige un tremendo y nuevo dolor a las personas que te quieren.

Pasan su tiempo lidiando con la culpa, tratando de asimilar los recuerdos, preguntándose si hicieron lo suficiente, preguntándose qué podrían haber hecho de otra manera, lidiando con los aniversarios y las nuevas primicias sin su ser querido.

Te puede interesar:  Cómo combatir el mareo por estrés y la cefalea

Nada de eso es realmente «su dolor», a menos que sean cosas con las que usted también esté lidiando, lo que siempre es posible. La depresión y el suicidio están muy extendidos, por desgracia.

Para algunas personas, poder infligir ese tipo de dolor a las personas que están cerca de ellos puede resultar atractivo. Puede parecer que es una gran opción para vengarse de las personas que pueden sentir que no se preocupan por ti.

Pero no lo es, porque si van a sentir dolor por el acto, significa que sí les importaba en primer lugar. Puede que no les importara mucho o que estuvieran demasiado preocupados por sus propios problemas como para tomar buenas decisiones.

Pero si no les importaba en absoluto, no les afectará tanto. Así que esa tampoco es una buena opción. Lo único que acabarás haciendo es tirar tu vida por la borda para nada.

4. La muerte es permanente.

Hay otro dicho común en los círculos de salud mental: «El suicidio es una solución permanente para un problema temporal». Eso es cierto a veces, pero no siempre cae bien.

El suicidio es, en efecto, una solución permanente, pero a veces los problemas son más que temporales.

¿Qué pasa si tienes una enfermedad crónica? ¿Y si tienes una enfermedad mental con la que tienes que lidiar el resto de tu vida? ¿Y si has sufrido alguna gran tragedia o trauma que te afectará durante mucho tiempo? Todas estas cosas pueden ser una parte permanente de tu vida.

Pero lo que no es permanente son los bajones. Las cosas cambian. Lo que hoy parece imposible puede ser una pequeña colina que tendrás que escalar mañana. El suicidio te priva de la capacidad de aprender, de crecer y de superar los retos a los que te enfrentarás con lo que tengas que cargar. No tienes más oportunidades para todas las cosas positivas y brillantes de la vida cuando eliges la muerte, porque la muerte es permanente.

¿Cómo puedes aligerar la carga de los problemas crónicos o de larga duración? La terapia es una vía obvia, pero una vía no tan obvia son los grupos de apoyo para personas que se enfrentan a problemas iguales o similares a los tuyos. Es bastante terapéutico estar rodeado de otras personas que se enfrentan a las mismas luchas, pruebas y tribulaciones de la vida que tú.

Los seres humanos son criaturas sociales. Necesitamos a otras personas para sobrevivir y prosperar. Una comunidad de apoyo puede proporcionar una atmósfera curativa de crecimiento y empoderamiento que no puedes encontrar en otro lugar.

5. Rencor.

El rencor es un poderoso motivador. Sí, puede ser perjudicial, pero también puede hacer mucho bien. Se han conseguido muchas cosas porque un hacedor de actos quería demostrar que alguien estaba equivocado.

Te puede interesar:  Cómo el catastrofismo está arruinando tu vida (y 3 formas de dejarlo)

¡Pero no tiene que ser alguien! Oh, no. En absoluto. Puede ser tu depresión, tus problemas, tu enfermedad mental, o las circunstancias que te han llevado a una posición en la que estás considerando quitarte la vida.

Demuestra que todo está mal. Niégate a ser una estadística más y vive una buena vida a pesar de las personas que te hicieron daño, a pesar de las situaciones que no funcionaron como esperabas o a pesar de la enfermedad mental que intenta arrastrarte a la oscuridad.

Has sobrevivido a la vida hasta ahora, puedes seguir adelante, seguir trabajando para tener una vida sana, feliz y tranquila como puedas. Vive tu mejor vida a pesar de todas estas cosas y más. Tienes más poder, tenacidad y fuerza de lo que crees. Después de todo, estás aquí ahora mismo, leyendo este artículo, buscando un poco de esperanza. Y eso es algo muy difícil de hacer cuando tu mente está tan oscura.

¿Sigues buscando una razón para vivir? Hablar con alguien puede ayudarte a manejar lo que la vida te depare. Es una forma estupenda de sacarte los pensamientos y las preocupaciones de la cabeza para poder resolverlos.

Te

recomendamos que hables con un terapeuta antes que con un amigo o un familiar. ¿Por qué? Porque están capacitados para ayudar a personas en situaciones como la tuya. Pueden ayudarte a salir del borde de cualquier lugar oscuro al que te estés asomando o ayudarte a salir si ya has caído en él.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrás conectar con un terapeuta por teléfono, vídeo o mensaje instantáneo.

Puede que no sientas la motivación para buscar ayuda y hacer terapia ahora mismo, pero debes hacer todo lo posible para conseguir esa ayuda, independientemente de cómo te sientas. Hazlo porque te lo decimos nosotros. No busques en tu interior algo que te dé ese empujón, deja que seamos nosotros quienes te lo demos.

Demasiadas personas intentan salir del paso y hacer todo lo posible para superar problemas que nunca llegan a resolver. Si es posible en tus circunstancias, la terapia es 100% el mejor camino a seguir.

Haga clic aquí si quiere saber más sobre el servicio que ofrece BetterHelp.com

y el proceso para empezar.

También te puede gustar:

– Última actualización: 9 de junio de

2022También te

puede gustar…
Ezoic

Deja un comentario