6 poderosas afirmaciones para combatir el estrés y la ansiedad

escena de paisaje tranquilo

Las autoafirmaciones son un tema controvertido: algunas personas juran por ellas, mientras que otras son extremadamente escépticas sobre su eficacia.

La ciencia también está en desacuerdo con algunos estudios que encuentran beneficios genuinos, y otros que no muestran efectos, o incluso negativos.

En A Conscious Rethink, creemos firmemente que las afirmaciones pueden tener un gran impacto en nuestras mentes, cuerpos y en el éxito en la vida (como quiera medirlo).

Las afirmaciones también pueden utilizarse para combatir el estrés y la ansiedad, ayudando a aliviar los síntomas físicos y mentales en un corto espacio de tiempo.

Aquí tienes seis diseñadas para conseguirlo.

Estoy a salvo, seguro y no me amenaza el mundo que me rodea.

Esta afirmación tan sencilla tiene un efecto tranquilizador, ya que desmonta el mito que nos contamos a nosotros mismos cuando estamos estresados.

Nos convencemos de que estamos en peligro, ya sea física, mental o emocionalmente, y esto desencadena nuestra respuesta evolutiva al estrés.

Recordarse a uno mismo que está a salvo ayuda a dominar este proceso.

No hay obstáculo que no pueda superar cuando me lo propongo.

Aquí tenemos otra frase básica, pero muy eficaz, que nos recuerda lo capaces que somos cuando la vida nos lo exige.

Te puede interesar:  9 razones por las que los autodidactas siempre son infelices

Nos convence de que no debemos huir de un problema, sino afrontarlo y abordarlo con la creencia ilimitada de que podemos encontrar un camino a través de cualquier cosa.

Decirnos esto a nosotros mismos puede evitar esa sensación de agobio que suele aparecer cuando se nos presenta una prueba importante.

Esta situación no es ni buena ni mala, simplemente es.

Intentar etiquetar cualquier instancia particular como buena o mala es inútil porque, en realidad, no es ninguna de estas cosas.

Todas las situaciones tienen lecciones que enseñar y sólo porque algo parezca negativo en la superficie, no hay razón para que un día no se convierta en un catalizador para un resultado más positivo.

Aunque no podemos predecirlo -de hecho, puede ser difícil prever esa posibilidad-, darse cuenta de que lo bueno puede surgir de lo malo debería aliviar la ansiedad y reducir el estrés.

Más lecturas esenciales sobre la ansiedad (el artículo continúa más abajo):

Elijo reaccionar positivamente ante la situación que se me presenta.

Cuando nos encontramos con el estrés en nuestras vidas, tenemos la libertad de elegir cómo responder a él.

Si nos recordamos a nosotros mismos que una actitud positiva es algo sobre lo que tenemos control, es más probable que hagamos un esfuerzo consciente para afrontar la situación de forma decidida.

Si, por el contrario, eligiéramos reaccionar negativamente, nos costaría encontrar una solución a los problemas a los que nos enfrentamos y el estrés se mantendría sobre nosotros.

Nada de mi pasado puede impedirme prevalecer en el presente y en el futuro.

El estrés y la ansiedad suelen ser respuestas condicionadas a una situación determinada; están impulsadas por nuestras experiencias pasadas.

Te puede interesar:  14 formas muy efectivas de lidiar con los sentimientos de incapacidad

Si lo permitimos, nuestro pasado siempre nos controlará, pero si reconocemos que hay un camino alternativo disponible, podemos liberarnos de las cadenas de nuestra crianza y hacer surgir un nuevo amanecer.

Esta mentalidad potencia la creatividad y la creencia, ya que miramos más allá de lo que ha pasado antes hacia las infinitas posibilidades que se presentan a diario.

Al ralentizar mi respiración y relajar mi cuerpo, el estrés fluye fuera de mi mente.

Nuestro cuerpo y nuestra mente están más estrechamente relacionados de lo que imaginamos, por lo que al crear un cuerpo libre de tensiones, podemos expulsar el estrés que pueda haber en nuestra mente.

La respiración profunda y lenta y la relajación de los músculos son muy eficaces para reducir el estrés general del cuerpo y, con suerte, una mente más relajada.

– Última actualización: 16 de junio de

2021También te puede gustar

Deja un comentario