7 posibles causas de problemas de control + 10 síntomas que puede notar

Dibujo de una mano con hilos de marioneta saliendo de cada dedo - ilustrando el concepto de problemas de control

Divulgación: esta página contiene enlaces de afiliados a determinados socios. Recibimos una comisión si decides hacer una compra después de hacer clic en ellos.

Hable con un terapeuta acreditado y con experiencia para que le ayude a resolver sus problemas de control.

Una persona demasiado controladora corre el riesgo de descarrilar sus relaciones personales, su carrera y su vida porque la mayoría de la gente no quiere ser influenciada de esa manera.

Es normal querer ejercer cierto control sobre tu vida y tu entorno. Pocas personas querrían dejar todo totalmente al azar.

Pero cuando ese deseo de control se extiende sobre otras personas o se vuelve malsano, hay un problema.

Ejercer el control sobre otras personas les priva de su propia individualidad y de la capacidad de conducir su vida de la forma que consideren oportuna.

Un poco de control sobre una situación o las personas puede ser algo bueno, como cuando un líder intenta animar a sus subordinados a cumplir un objetivo concreto.

Pero en el contexto de una persona controladora, a menudo no respetan los límites saludables porque su necesidad de control proviene de un lugar poco saludable.

¿Por qué una persona puede tener problemas de control?

El control rara vez es producto de una sola cosa. Es importante tenerlo en cuenta porque no es algo que se pueda desentrañar o arreglar fácilmente por uno mismo.

Pero aquí están algunas de las causas potenciales de los problemas de control.

1. Intentan domar el miedo y la ansiedad.

Una persona controladora suele buscar calmar alguna parte de sí misma que experimenta miedo y ansiedad. Más que una enfermedad o trastorno mental, los problemas de control son más bien un conjunto de rasgos de personalidad.

Una persona controladora siente que ejerciendo el control sobre las circunstancias externas que le rodean, podrá calmar la parte temerosa o ansiosa de su mente.

Por ansiedad y ansioso, no estamos hablando necesariamente de un trastorno de ansiedad. Las personas normales pueden experimentar una ansiedad que influya en su comportamiento sin que ésta caiga en el ámbito del pensamiento desordenado.

2. Están pasando por una mala racha.

Una persona que atraviesa una mala racha temporal puede encontrar que busca crear estabilidad microgestionando a otras personas o áreas de su vida.

Te puede interesar:  6 afirmaciones que debes repetir cuando pienses demasiado

Al encontrar formas de controlar ciertas cosas, pueden sentirse más capaces de hacer frente a las consecuencias de aquellas cosas que no pueden controlar.

3. Están abrumados.

Un padre que está tratando de llevar su casa, mantener a los niños en su horario, lidiar con una pareja que puede no estar tirando de su peso, y trabajar su trabajo puede ser demasiado abrumado para permitirse ser flojo.

En una situación así, tener todo «bajo control» es simplemente una forma de hacer las cosas. Es más fácil tener sistemas establecidos y ciertas rutinas que seguir para que los niños tengan comida y las facturas se paguen.

4. Tienen problemas de salud mental no resueltos.

Los problemas de control pueden derivarse de problemas de salud mental no resueltos. Una persona que ha pasado por una experiencia traumática puede tratar de ejercer el control porque la naturaleza de su trauma le hizo sentirse vulnerable o indefenso.

El abuso y la negligencia son impuestos al superviviente por un tercero, creando sentimientos de vulnerabilidad o impotencia. Este tipo de problemas de control son más un subproducto que el problema principal.

5. Son emocionalmente frágiles.

Algunas personas pueden tener problemas de control porque se sienten emocionalmente frágiles e incapaces de enfrentarse a situaciones adversas que pueden ser perjudiciales. Su necesidad de control proviene de crear resultados que no sean perturbadores o perturbadores para su vida.

6. Lo han aprendido de otros.

Una persona puede convertirse en un adulto controlador porque es testigo y experimenta el control de primera mano durante sus años de formación en la infancia.

Los padres, cuidadores, hermanos o influencias más amplias que ejercen el control pueden enseñar a una persona que así es como funcionan las relaciones interpersonales: una persona tiene el control mientras la otra obedece.

Estas experiencias no tienen por qué ser siquiera un abuso. Puede ser que uno de los padres tienda a tomar la mayoría de las decisiones y el otro le siga la corriente. Es probable que esto sea más común en los hogares que podrían considerarse más tradicionales, en los que el padre trabaja y la madre es responsable del hogar y de los niños.

También puede ocurrir que las normas culturales dicten cómo deben hacerse las cosas o quién debe tomar las decisiones en un entorno familiar.

7. Es una persona abusiva.

Las personas abusivas tienden a adoptar comportamientos controladores para mantener a sus víctimas a su alcance. En lugar de intentar suavizar un miedo o una ansiedad, afirman su dominio obligando a los demás a adherirse a la forma en que ellos quieren hacer las cosas.

Pueden ver a otras personas como menos que ellos mismos o estar repitiendo ciclos a los que estuvieron expuestos.

¿Qué aspecto tienen los problemas de control?

Identificar los problemas de control puede ayudar a interpretar el propio comportamiento o a evitar a las personas que pueden no tener sus mejores intereses en mente. Estas son algunas de las formas más comunes en que las personas buscan ejercer el control.

1. La deshonestidad, la mentira y la mentira por omisión.

La persona busca controlar el flujo de información para que los demás no puedan tomar decisiones informadas. Pueden estar encubriendo partes negativas de sí mismos o tratando de evitar la responsabilidad de acciones desagradables.

Te puede interesar:  Revelando las verdades y desacreditando los mitos

Puede tratarse de intentar coaccionar al oyente para que tome una determinada decisión o controlar su percepción de una situación.

2. Luz de gas.

La luz de gas va un poco más allá de la simple mentira. Es la práctica de intentar que una persona se cuestione su propia cordura y sus percepciones.

Por ejemplo, John deja su teléfono en la encimera antes de ir al baño. Sarah coge el teléfono y lo esconde. John vuelve a por su teléfono, descubre que no está allí y Sarah le dice que no lo ha dejado allí, pero que le ayudará a buscarlo.

Después de buscar un rato, John se va a buscar a otro sitio y Sarah pone el teléfono en un lugar fácil de encontrar. Entonces Sarah le dice a John que debe estar muy estresado por el trabajo o que podría tener problemas médicos que debería revisar ya que ha estado tan olvidadizo últimamente.

Este tipo de comportamiento es el de Sarah fomentando la dependencia y tratando de influir negativamente en la mente y el comportamiento de John.

Consulta nuestro artículo para ver muchos más ejemplos de gaslighting.

3. Crianza en helicóptero o sobreprotectora.

Es normal que te preocupes por el bienestar y el crecimiento de tus hijos. Lo que no es normal es protegerlos de las consecuencias de sus actos o entrometerse demasiado en sus vidas, especialmente si son adultos.

Un padre sobreprotector puede hacer mucho daño a la capacidad de su hijo para enfrentarse a las hondas y flechas que experimentará en la vida, como suspender una clase o perder un trabajo.

4. Esperar el perfeccionismo en uno mismo o en los demás.

Nada es perfecto, por mucho que queramos que lo sea. Un perfeccionista puede estar lidiando con sus propias inseguridades, dándose prisa en creer que es algo más importante de lo que es.

Incluso puede ser simplemente un excéntrico que realmente es genial en lo que hace y siente que tiene que estar a la altura.

Pero esperar la perfección de otras personas y exigirles un estándar imposible es una forma conveniente para los perfeccionistas de socavar o castigar a los demás por sus deficiencias.

5. Autolesiones.

La autolesión puede ser una herramienta que una persona utiliza para lidiar con sentimientos complicados que no sabe cómo manejar. Pueden sentir que están en una situación que no pueden controlar, tienen las emociones desbocadas o pueden ser supervivientes de abusos.

No es algo positivo, pero las autolesiones pueden sentirse como algo sobre lo que tienen poder y control. Están eligiendo lo que se hace a su persona en lugar de que se lo impongan.

6. Monitorización de la tecnología.

Una persona controladora puede hacer cosas como vigilar la tecnología de su pareja, exigirle el acceso a las cuentas de correo electrónico, compartir las cuentas de las redes sociales o rastrearla a través de las aplicaciones de su teléfono. Pueden comprobar los registros de llamadas o fisgonear las cuentas para vigilar a su pareja y recabar información.

Te puede interesar:  Razones por las cuales + Qué hacer al respecto

7. Determinar con quién puede y no puede hablar su pareja.

Nadie tiene derecho a decirte con quién puedes o no puedes hablar. Una persona controladora puede muy bien intentar hacer precisamente eso. Puede intentar limitar tu exposición a amigos y familiares porque le resulta más fácil controlarte y limitar tu capacidad de obtener ayuda.

Esto no siempre se presenta como una exigencia directa. También puede enmascararse como una queja. Por ejemplo, «No me gusta tu madre. ¿Puede no venir más cuando yo esté cerca?».

8. Insulta o menosprecia regularmente a las personas que le rodean.

Los insultos y los comentarios sarcásticos son una forma de socavar la autoestima y la valía de una persona. El objetivo a largo plazo es desgastar al objetivo lo suficiente como para que se vuelva dependiente de ganarse la aprobación del controlador.

Esto también puede venir en forma de humillación. «¿Crees que deberías comer eso?» «Estás engordando».

9. Celos y acusación de engaño a la pareja.

Los celos y las acusaciones son herramientas comunes que los abusadores controladores utilizan con sus parejas.

Es un método para forzar a la pareja a actuar de una manera determinada, impidiendo que establezca amistades o manteniendo abiertas las vías de comunicación. Es una forma de que el maltratador mantenga a su pareja cerca y bajo su control.

10. Abuso físico o sexual.

El abuso físico o sexual es una bandera roja evidente que no debe ser ignorada.

¿Cómo se curan los problemas de control?

En muchos casos, una persona puede curar sus propios problemas de control abordando lo que los está causando en primer lugar.

Si se trata de una enfermedad mental no tratada, el tratamiento puede proporcionar alivio y facilitar un cambio de comportamiento. Si es el resultado de un trauma, abordar el trauma y crear nuevos hábitos puede ayudar a estar más sano.

Una persona que siente la necesidad de controlar las cosas puede experimentar emociones negativas como la ansiedad, el estrés, la depresión, la ira y la vergüenza, que también habrá que tratar.

Este es un problema que va más allá de lo que una persona puede lograr razonablemente con la autoayuda. Si usted es una persona que lucha con problemas de control, lo mejor que puede hacer es hablar con un profesional de la salud mental certificado para identificar y trabajar en el problema.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrás conectar con un terapeuta por teléfono, vídeo o mensaje instantáneo.

Puede que pienses que tus problemas no son lo suficientemente grandes como para justificar una terapia profesional, pero no te hagas ese flaco favor. Nada es insignificante si afecta a tu bienestar mental.

Demasiadas personas intentan salir del paso y hacer todo lo posible para superar problemas que nunca llegan a resolver. Si es posible en tus circunstancias, la terapia es 100% el mejor camino a seguir.

Haga clic aquí si quiere saber más sobre el servicio que ofrece BetterHelp.com

y el proceso para empezar.

Ya has dado el primer paso sólo con buscar y leer este artículo. Lo peor que puede hacer en este momento es no hacer nada. Lo mejor es hablar con un terapeuta. Lo siguiente mejor es poner en práctica todo lo que has aprendido en este artículo por ti mismo. La elección es tuya.

También te puede gustar:

– Última actualización: 31 de mayo de

2022También te puede gustar


Ezoic

Deja un comentario