7 razones para cambiar la mentalidad de escasez por la de abundancia

foto en blanco y negro de una mujer con sombrero en una calle soleada

Probablemente ya hayas oído hablar de «escasez» y «abundancia», pero puede que no entiendas del todo la relevancia e importancia de estas mentalidades en tu vida.

Estos dos términos se refieren a actitudes y comportamientos generales, y dan forma a la manera en que actuamos y respondemos en nuestra vida diaria.

La mentalidad de abundancia tiende a conducir a un comportamiento más saludable y productivo; si aún no estás convencido, permítenos influir en tu mente…

1. Zonas de confort

En general, quienes tienen una mentalidad de escasez viven muy dentro de sus propias zonas de confort. Esto puede parecer una manta de seguridad a veces, pero no conduce a la toma de riesgos.

Aunque ser arriesgado no siempre es una buena idea, en lo que respecta a la seguridad, estar dispuesto a salir de tu zona de confort puede ser realmente rentable.

Esto puede ser cierto en áreas de tu vida como las citas y los viajes, o profesionalmente, quizás presentándote para un ascenso.

Los que tienen esta mentalidad creen que no hay suficiente de nada, pero no están dispuestos a mirar más allá de su zona de confort para encontrar más oportunidades.

La mentalidad de la abundancia se alimenta de la creencia de que hay muchos caminos potenciales disponibles, ya sea la progresión laboral, las salidas creativas o el crecimiento personal.

En lugar de ponerse nerviosos o estresados por estas oportunidades, como suelen hacer los que tienen una mentalidad de escasez, los que pertenecen al Equipo de la Abundancia (TA) prosperan y miran el panorama general.

Esto les permite avanzar en su vida en lugar de quedarse estancados en el mismo lugar porque no ven las oportunidades, o tienen demasiado miedo de perseguirlas.

Claro, tienen zonas de confort, pero están más que felices de salir de ellas.

2. Recursos

En realidad, ¡todo está en el nombre! Los que tienen una mentalidad de escasez sienten que los recursos son limitados, como el dinero, el tiempo y el éxito.

Esto suele llevar a un exceso de competitividad y puede resultar muy negativo. Hay tanto miedo a que no haya suficientes recursos para todos, que estas personas luchan demasiado.

Esto no suele sentar bien a otras personas, ya que puede ser difícil para los miembros del Equipo de la Escasez (TS) soltar y compartir, lo cual es una parte importante del trabajo, las amistades y las relaciones.

Los que tienen una mentalidad de abundancia ven las cosas como eso: en abundancia. Hay mucho para repartir, y siempre lo habrá.

Esto no significa que no haya sentido de la competencia; sólo significa que las cosas se abordan con una actitud más saludable.

En lugar de apartar a todo el mundo del camino para conseguir el asiento de la primera fila, estas personas reconocen que hay toda una fila de asientos disponibles tanto para ellos como para los demás.

Te puede interesar:  Por qué dejar ir sus expectativas conducirá a una mayor felicidad

Este tipo de mentalidad te permite tener más éxito en casi todos los aspectos de tu vida (naturalmente, las definiciones individuales de «éxito» varían), ya que puedes esforzarte por ser uno de los mejores, de una manera sanamente competitiva.

3. Compartir

Este aspecto de nuestra personalidad está muy relacionado con la creencia general de que los recursos son limitados o abundantes. La forma en que nos sentimos al compartir puede tener un gran impacto en nuestra vida en general.

Las personas de TS tienden a dudar a la hora de compartir ideas en el trabajo, por ejemplo, por miedo a no ser totalmente acreditados o recompensados si otra persona «roba» su idea.

Esto es comprensible, por supuesto, pero puede frenar a las personas al considerarlas egoístas e infantiles.

Este tipo de comportamiento también afecta en gran medida a las relaciones: si siempre te estás guardando algo, nunca podrás sumergirte por completo en nada ni en nadie.

En lugar de ver las conexiones genuinas como algo satisfactorio, pueden verlas como una amenaza potencial para su éxito futuro y una fuga de sus recursos actuales.

Algo que realmente puede impulsar a los miembros de la AT es su capacidad y voluntad de compartir: ¡se entiende que el éxito no es siempre un trabajo de un solo hombre!

Sentirse cómodo compartiendo ideas sin sentirse amenazado o intimidado es importante en la mayoría de los aspectos de la vida. Este tipo de comportamiento suele conducir a elecciones y entornos mejores y más saludables, así como a relaciones de todo tipo.

En general, tener una mentalidad generosa puede ser una forma muy positiva de vivir la vida, ya sea ayudando en obras de caridad, forjando conexiones estrechas con la gente o simplemente siendo más abierto.

Estas interacciones pueden dar lugar a más oportunidades, ya que los demás te verán de forma positiva y estarás más dispuesto a establecer redes y a participar.

4. Solo o en equipo

Probablemente ya estés empezando a ver cómo encaja todo esto. Los de TS se abstienen de trabajar en equipo, ya que prefieren llevarse el éxito para sí mismos.

Por el contrario, los de AT tienden a lanzarse a situaciones de equipo, ya que entienden que más gente suele significar más ideas.

Los individuos del AT no tienen miedo de formar parte de un equipo, y no se reprimen a la hora de participar y compartir, lo que en última instancia conduce a una mayor probabilidad de éxito.

También te puede gustar (el artículo continúa más abajo):

5. ¿Qué impulsa el éxito?

La escasez en el equipo está impulsada por el miedo: a que no haya suficiente tiempo para tener éxito; a que haya recursos limitados por los que haya que luchar; a no beneficiarse plenamente al compartir ideas y energía.

Te puede interesar:  Están tratando de decirte algo

Este tipo de comportamiento es muy aislante, y la necesidad de éxito impulsada por el pánico a menudo lo hace más difícil de alcanzar.

Dejarse llevar por los pensamientos y las emociones negativas tiende a dar lugar a la decepción y la frustración, independientemente de lo bien que les vaya según los estándares de los demás.

De hecho, aunque tengan éxito en cuanto a recursos y material, pueden seguir temiendo perderlo todo. Así que no pueden disfrutar realmente de lo que tienen y sólo codician más de todo.

El equipo de la escasez verá cualquier contratiempo como un gran fracaso, lo que alimenta su miedo a no tener éxito (o a perder lo que tienen) y les mantiene atrapados en un ciclo de negatividad.

Por eso es tan importante dejar de lado este tipo de mentalidad para poder avanzar.

En el extremo opuesto del espectro, el Equipo Abundancia está impulsado por un disfrute general y una mayor creencia en su éxito futuro.

Esta fe se basa en el hecho de que siempre habrá muchas oportunidades. Esta actitud les ayuda si sufren algún contratiempo, ya que saben que tendrán más oportunidades para intentarlo.

Aunque a veces esto puede fomentar un enfoque relajado, «Oh, bueno, la próxima vez…», no quiere decir que no se esfuercen. Dejar de lado el miedo y estar dispuestos a esforzarse para mejorar es lo que hace que el Equipo A tenga tanto éxito.

6. Enfoque

Los miembros del TS tienden a tener sus creencias firmemente establecidas en un mar de negatividad, lo que es perjudicial en muchos sentidos.

Como hemos descubierto, esto puede afectar enormemente al trabajo, las relaciones y la actitud general en la vida. Para los ST, nunca es suficiente – nunca hay suficiente disponible para ellos y no pueden ver ninguna manera de ampliar las oportunidades en su horizonte.

Este tipo de mentalidad suele autocumplirse y crea un ciclo de negatividad que se refuerza a sí mismo cuanto más tiempo pasa.

Se centran tanto en lo que no tienen y en lo que les falta en sus vidas, que a menudo se sienten demasiado deprimidos para perseguir estas cosas.

Si esto te resulta familiar, es hora de abandonar esta mentalidad antes de que te quedes demasiado atascado en ella como para progresar en tu vida.

Por supuesto, el AT es un lugar positivo, pero eso no quiere decir que todas las personas con esta mentalidad sean constantemente felices y se sientan realizadas.

Naturalmente, hay rechazos y desengaños en el camino, pero es la forma en que estas personas afrontan estas situaciones lo que les ayuda a avanzar.

En lugar de quedar atrapados en una espiral descendente, los miembros del AT son realistas y están seguros de que siempre llegará algo más, ya sea una pareja, un trabajo u otra oportunidad.

Te puede interesar:  21 maneras de dejar de preocuparse tanto (por todo y por todos)

Este tipo de actitud es la que permite a los miembros del AT crecer y tener éxito, ya que pueden centrarse en las oportunidades futuras mientras aprenden de los «fracasos» del pasado.

7. Responsabilidad

Como ya habrás adivinado, los miembros del Equipo Escasez señalan con el dedo a casi todo el mundo menos a ellos mismos. Si no tienen éxito en algo, es imposible que sea culpa suya.

Esto se debe al hecho de que el miedo dicta su vida: encontrarán a alguien a quien culpar en lugar de asumir la responsabilidad de sus acciones. Cualquier éxito es exclusivamente suyo, pero cualquier fracaso debe dirigirse a otras personas.

En cambio, los que tienen una mentalidad de abundancia están dispuestos a asumir la responsabilidad de sus acciones. Pueden reconocer las áreas de sí mismos que necesitan mejorar de forma positiva, en lugar de ser excesivamente críticos.

Aprenden que sus acciones tienen consecuencias y las aceptan de buen grado, en lugar de arremeter y culpar irracionalmente a otras personas.

Esto se relaciona con su capacidad para trabajar en equipo: aceptan el éxito como un esfuerzo conjunto, pero son capaces de aceptar racionalmente la culpa por cualquier cosa que no hayan conseguido.

El siguiente paso…

Si estás leyendo esto y ahora estás convencido de que estás en el Equipo Escasez, ¡no te preocupes! Tu mentalidad no lo es todo, y no dicta totalmente quién eres como persona.

Sobre el papel, puede que te inclines por lo irracional, lo negativo y lo egoísta, pero aún así puedes ser una persona encantadora.

Del mismo modo, sólo porque marques todas las casillas de la «abundancia», no vas a ser automáticamente positivo y lleno de energía todo

el tiempo.

La mentalidad de escasez nos frena al inculcarnos el temor de que nunca tendremos suficientes oportunidades para tener éxito y, por tanto, necesitamos ser competitivos y egoístas para ser el número uno.

Intenta dar, y no sólo hablamos de dinero; de hecho, el tiempo y la energía suelen significar más para la gente.

Intenta ver lo bueno de las situaciones: puede que tu primer intento no haya funcionado, pero habrá

una segunda oportunidad.

Abre tu mente y da ese paso hacia una vida más positiva…

Por – Última actualización: 25 de febrero de

2021También te puede gustar


Ezoic

es una escritora de viajes y bienestar que actualmente reside en Gili Air, una pequeña isla de Indonesia. Tras más de un año de viajes, se ha instalado en el paraíso y pasa sus días paseando descalza, practicando yoga y explorando nuevas formas de trabajar su bienestar.

Deja un comentario