Cómo aumentar la fuerza de voluntad: ¡5 consejos sin tonterías!

mujer mirando pasteles, tratando de resistir la tentación aumentando su fuerza de voluntad

¿Quiere hacer más cosas?

¿Cumplir más objetivos?

¿Ser más saludable?

¿Construir una vida mejor para ti?

Aumentar tu fuerza de voluntad te ayuda con todo eso y más.

La Asociación Americana de Psicología nos dice que

Retrasar la autogratificación, practicar el autocontrol, es una parte importante de la construcción de cualquier cosa durante un largo período de tiempo.

También se puede considerar la fuerza de voluntad como disciplina.

Y la disciplina es importante para hacer las cosas, porque es más poderosa que la motivación.

¿Por qué?

El deseo de cambiar o construir algo es fugaz. Ese deseo es lo que llamamos motivación.

La motivación se puede desvanecer fácilmente cuando se empieza a invertir más tiempo y esfuerzo en el objetivo.

Ese relámpago inicial de motivación se desvanecerá y deberá ser sustituido por la fuerza de voluntad y la disciplina para seguir adelante con lo que has empezado.

La fuerza de voluntad funciona como un músculo físico. Cuanta más fuerza de voluntad se ejerce, más energía mental se gasta y más se agota. Cuanto más agotado esté, más difícil será ejercer su fuerza de voluntad de forma constante.

Al igual que el ejercicio físico de un músculo, no puedes ejercitarte con fuerza de forma inmediata o indefinida. Necesitas entrenamiento y descanso.

No puedes pasar del sofá a correr un maratón inmediatamente. Un aspirante a corredor de maratón tiene que empezar despacio y entrenarse metódicamente para no agotarse, quemarse o lesionarse.

El mismo principio es válido para desarrollar la fuerza de voluntad.

Evita ir a por todas y asegúrate de darte un tiempo de descanso regular para reponer tus reservas mentales.

Dicho esto, ¿cómo puedes aumentar tu fuerza de voluntad?

1. Elige una actividad diaria ligera a la que comprometerte.

Cualquier actividad diaria ligera le ayudará a fortalecer habitualmente su fuerza de voluntad.

Comience con una sola cosa para ejercitar su fuerza de voluntad. Esto le ayudará a construir la base general sobre la que construirá sus nuevos hábitos o cambios de estilo de vida.

Algunas sugerencias son 15 minutos de meditación, un paseo, hacer la cama, fregar los platos, ordenar la habitación, llevar un diario o controlar los gastos.

Todas estas actividades son relativamente sencillas y no requieren mucho tiempo una vez que empiezas a hacerlas regularmente.

Te puede interesar:  CÓMO SUPERAR LA TIMIDEZ Y DESARROLLAR LA CONFIANZA PERSONAL

2. Practica la atención plena.

Muchos de nuestros hábitos provienen del pensamiento automático y la impulsividad.

El pensamiento automático es la forma predeterminada de comportarse o de actuar, que suele estar alimentada por sus propios hábitos positivos y negativos.

Es posible que busques impulsivamente una cosa que te reconforta inmediatamente, porque te reconforta y eso es lo que haces.

Piensa en un fumador que quiere dejar los cigarrillos. No sólo tienen que enfrentarse a una adicción a la nicotina, sino que muchos fumadores necesitan encontrar un sustituto para el ritual de fumar.

Quizás se sentaron después de la cena y se fumaron un cigarrillo. Ahora, su mente está acostumbrada automáticamente a sentarse a fumar un cigarrillo después de la cena.

Cuando ya no quieren hacerlo, su cuerpo y su mente siguen diciéndoles que es el momento de fumarse ese cigarrillo.

Necesitan crear un nuevo hábito en su lugar para deshacer su pensamiento e impulso automáticos.

Practicar la atención plena es ser consciente de tus emociones y de las acciones que se derivan de ellas en el momento presente.

Es una habilidad valiosa para trabajar porque puedes interrumpir tus acciones e impulsos negativos antes de que tengas la oportunidad de hacerlos.

Además, practicar la atención plena con regularidad es otra forma de desarrollar tu fuerza de voluntad.

También te puede gustar (el artículo continúa más abajo):

3. Elimina el estrés y la fatiga de las decisiones.

La fuerza de voluntad requiere tu energía mental. La energía mental es un recurso finito que debes conservar para mantener la cabeza despejada y no cometer errores.

Cuanto más pienses y más complicadas sean las cosas que tengas que manejar, más energía mental gastarás para tomar esas decisiones.

Así, conservar tu energía mental se convierte en un objetivo beneficioso.

Puedes hacerlo eliminando el estrés y la fatiga de las decisiones.

Eliminar el estrés es más fácil de decir que de hacer. La vida es estresante para mucha gente, así que recortarlo puede ser difícil.

Eso puede significar apartar a las personas tóxicas de tu vida, buscar un nuevo trabajo o encontrar un arreglo de vida diferente.

Puede significar decir no más a menudo y renunciar a algunas responsabilidades que no necesariamente tienes que hacer para crear más tiempo para ti.

Las personas ocupadas necesitan incluir en su agenda tiempo para descansar, relajarse y practicar el autocuidado.

La fatiga por decisiones se produce cuando una persona es bombardeada con cosas que hacer y decisiones que tomar.

Te puede interesar:  14 maneras de escuchar mejor tu intuición

Una forma sencilla de reducir la fatiga por decisiones es planificar y estructurar tu agenda semana a semana.

No tienes que pensar en lo que tienes que hacer hoy, porque ya lo has considerado, lo has escrito en tu diario y sabes exactamente lo que tienes que hacer.

4. Lleve consigo algo tentador.

Los investigadores de la Universidad de Drexel realizaron un estudio sobre las estrategias basadas en la aceptación y el control para combatir los antojos de comida.

En el estudio, dieron una caja transparente con chocolate a 98 estudiantes universitarios a los que se les indicó que no comieran el chocolate durante 48 horas.

Se dividieron en un grupo de control, un grupo con estrategias basadas en el control y un grupo con estrategias basadas en la aceptación.

Los resultados del estudio variaron en función de la relación de la persona con la comida. Las personas que tenían una puntuación alta en la Escala de Poder de la Comida (una medida de sensibilidad psicológica al entorno alimentario) eran más susceptibles que las que no la tenían.

Pero sea cual sea la posición de la persona, el estudio era una prueba de fuerza de voluntad de los sujetos. ¿Podían pasar las 48 horas sin ceder a ningún antojo de consumir el chocolate? Algunos lo hicieron, otros no.

Este tipo de técnica también es una buena manera de desarrollar tu fuerza de voluntad y trabajar con tu impulsividad y tentaciones.

No tiene que ser necesariamente comida. Puede ser cualquier cosa que resulte tentadora de consumir. Simplemente llévalo contigo.

A continuación, prueba estrategias basadas en el control o en la aceptación para hacer frente a las ansias de consumirlo.

Las estrategias basadas en el control incluyen la distracción utilizando imágenes positivas (por ejemplo, imaginarse que se está en una playa en algún lugar), la búsqueda de recuerdos (es decir, traer a la mente un recuerdo agradable de algo que ocurrió en el pasado) y contar los desafíos.

También incluyen cambiar el entorno en el que te encuentras y desafiar cualquier pensamiento automático que te sugiera ceder a la tentación y consumir lo que lleves encima.

Las estrategias basadas en la aceptación se basan en la idea de que los antojos de consumir algo están más allá de tu control voluntario y que tratar de suprimirlos o librarte de ellos es contraproducente.

En su lugar, es mejor que te des cuenta de los pensamientos y sentimientos asociados al deseo y los aceptes, en lugar de intentar cambiarlos.

Te puede interesar:  Cómo HACER QUE EL TIEMPO PASE RÁPIDO (en el trabajo o en cualquier SITIO)

Apartarse de los pensamientos y sentimientos y «verse» a sí mismo teniéndolos es otra forma de distanciarse de ellos y resistirse a ceder.

Merece la pena probar por separado las estrategias basadas en el control y las basadas en la aceptación para descubrir cuál es la que mejor funciona para ti.

Y si te rindes, no pasa nada. Simplemente anota el tiempo que has estado sin esa cosa y vuelve a hacerlo, procurando que sea más largo.

5. Establezca y logre objetivos personales.

El acto de establecer y alcanzar objetivos requiere fuerza de voluntad para mantenerse en la tarea, especialmente cuando esos plazos son autoimpuestos.

Es poco probable que nadie más que tú te haga responsable de las cosas que quieres lograr.

Por lo tanto, puedes convertir tus objetivos en tu camino hacia la superación personal y lograr dos objetivos por el precio de uno.

Empieza por lo más pequeño con tus objetivos personales.

Elija un pequeño hábito que quiera cambiar o elija una faceta de un hábito mucho mayor.

Si quieres comer de forma más saludable, puedes probar a eliminar una pequeña cosa poco saludable de tu dieta, como no comer postres excepto en una ocasión especial o reducir el café de la mañana.

A partir de ahí, puede seguir eliminando cosas de su dieta poco saludable y añadir nuevos hábitos más sanos.

Tal vez quieras dedicar más tiempo a tu arte, así que decides que vas a dedicar 30 minutos al día a practicar y trabajar en tu arte para seguir mejorando.

Establecer y alcanzar objetivos personales crea un bucle de retroalimentación positiva en tu mente cuando empiezas a sentir realmente los frutos de tu disciplina y trabajo continuado.

Esa sensación puede servir de motivación cuando es difícil encontrar la disciplina para sentarse y hacer esos 30 minutos de práctica al día.

Mejora de tu fuerza de voluntad personal

Reforzar tu fuerza de voluntad personal es una parte importante de la construcción de una vida sana y feliz.

Roma no se construyó en un día, y tampoco nada de valor duradero. Se necesita un esfuerzo constante respaldado por la disciplina para construir cualquier cosa, ya sea una ciudad o una persona más sana.

Concéntrate en construir tu fuerza de voluntad un pequeño paso a la vez. Descansa cuando lo necesites.

Y si tropiezas, ¡no pasa nada! Levántate y vuelve a intentarlo. Verás que es cada vez más fácil cuanto más lo intentas.

– Última actualización: 15 de noviembre de

2019También te puede gustar


Ezoic

Deja un comentario