Cosas que hacer cuando nada me hace feliz

sad depressed woman looking out of a window at night

La búsqueda de la felicidad ha estado en marcha desde que el ser humano fue consciente de sus sentimientos.

Hacemos todo lo posible para tenerla en nuestras manos cuando finalmente la encontramos. Pero a veces la felicidad se nos escapa en el ajetreo de nuestra ajetreada vida.

Hay muchas tensiones con las que tenemos que lidiar en nuestro día a día. Quizá sea un familiar enfermo o una enfermedad propia, un jefe con expectativas poco razonables, facturas que se acumulan…

O tal vez sea simplemente el estado del mundo: puede ser un lugar deprimente si pasas demasiado tiempo consumiendo noticias de todas las cosas horribles que ocurren en el mundo.

Las redes sociales no son mucho mejores. Están inundadas de toxicidad y de personas que se comportan de forma desagradable.

Todas estas cosas y más pueden erosionar tu felicidad hasta que te quedes buscando de nuevo.

¿Qué puedes hacer si ves que nada te hace feliz?

1. Haz un balance de tu situación para identificar lo que está erosionando tu felicidad.

La gente tiene tantas cosas en su vida diaria que le resulta difícil estar al día con todo.

Así que el primer paso es hacer un inventario de tu vida y tu situación actual. ¿Cuáles son las cosas neutras y negativas con las que te enfrentas actualmente? Las cosas neutras cuentan porque requieren una inversión de energía emocional para ocuparse de ellas, y no es probable que proporcionen ningún impulso positivo a tu vida.

Considera las diferentes tensiones con las que estás lidiando actualmente. ¿Es el trabajo? ¿Son los amigos? ¿Es la vida en general? ¿Son las facturas? ¿Es la falta de tiempo?

Haz una lista de los elementos que crees que te hacen infeliz.

2. Considera cuáles de esos problemas pueden resolverse y cómo.

Esa lista de cosas negativas y neutras que ocurren en tu vida es un plan de acción. Estos son los problemas en los que tienes que invertir energía para resolverlos, de modo que puedas liberar la energía emocional que estás gastando en ellos.

Te puede interesar:  5 señales de que te importa demasiado lo que piensen los demás

¿Tienes amigos y familiares que te maltratan o te hacen sentir mal? Puede que sea el momento de reevaluar el tiempo que les dedicas. No querrás pasar tu valioso tiempo con vampiros emocionales o abusadores que te quitarán la felicidad.

¿Es tu trabajo una fuente constante de estrés? ¿Hay alguna forma de mitigar ese estrés? ¿Cambiar de departamento en tu trabajo actual? ¿Pide trabajar con otro jefe? ¿Empezar a buscar y solicitar otro trabajo que no sea tan estresante?

¿El problema es la falta de dinero? ¿Puedes elaborar un presupuesto para ver en qué se gasta tu dinero y si puedes o no controlarlo? ¿Hay cosas frívolas que puedas recortar para tener más dinero para salir de la deuda? ¿Hay formas de ganar algunos dólares extra sin quemarte?

Resuelve los problemas que puedas. Sé despiadado al respecto si es necesario.

3. Tómate un tiempo para jugar, hacer ejercicio y descansar.

¿Llevas un estilo de vida muy ajetreado? ¿Tienes miles de cosas que hacer con el trabajo, tu relación, los niños que hay que manejar? ¿Tienes plazos que se avecinan? ¿Necesitas hacer la compra en la tienda? ¿Necesita ocuparse de ese fregadero lleno de platos? ¿Necesitas abrirte paso a través de esa pila de ropa sucia?

Siempre habrá algo más que hacer. Siempre.

Por eso es tan importante que incorpores a tu vida un poco de descanso y juego. Si no puedes dedicarle tiempo, resérvalo en tu apretada agenda. Si no lo haces, las responsabilidades que tienes que atender te lo comerán.

El ejercicio es muy importante para mantener un espacio mental feliz. No sólo te mantienes en forma y mantienes tu cuerpo sano, sino que también haces que tu cerebro produzca las sustancias químicas que necesitas para ser una persona más feliz.

El ejercicio es siempre un positivo neto para tu bienestar general. El cuerpo humano no está hecho para ser sedentario, aunque nuestro estilo de vida actual lo promueva.

Necesitas descansar y jugar para dar a tu cerebro un respiro de todo lo que tienes que hacer. Crea el tiempo y el espacio para ello y trátalo con la misma gravedad que cualquiera de tus otras responsabilidades. Es así de importante. Es un autocuidado esencial.

Te puede interesar:  Cómo llenar el vacío en tu vida: 10 consejos altamente efectivos

4. Come más sano, bebe más agua.

¿Estás bebiendo agua? Probablemente no lo suficiente, por la forma en que los alimentos procesados ​​y las bebidas azucaradas pueden deshidratarnos.

La alimentación saludable y el agua son dos partes esenciales para mantener una buena salud mental. Una dieta poco saludable en realidad puede empeorar tu estado de ánimo y hacerte sentir más emociones negativas al arrastrar tus pensamientos a un espacio negativo.

La comida y la bebida no son solo cosas agradables, sino que también son el combustible necesario que su cuerpo y mente necesitan para mantenerse saludables y activos. Asegúrate de poner cosas buenas en tu cuerpo.

Y mientras lo hace, reduzca las cosas no tan buenas.

La comida basura es precisamente eso, basura. Gran parte está diseñado para ser sabroso pero no necesariamente nutritivo. Reduzca su consumo de comida chatarra, cafeína, alcohol y otras sustancias que puedan deprimir su mente y evitar que experimente su felicidad.

5. Medita para ayudar a procesar y limpiar tus emociones.

La meditación es una herramienta increíble para encontrar algo de paz mental y claridad, lo que deja espacio para más felicidad y alegría en tu vida.

Y esto no es algo metafísico o cortejo. La meditación es un acto intencional y dirigido que usas para procesar emociones, sentirlas y dejarlas ir. El estrés y las emociones negativas que llevamos con nosotros deben ventilarse y liberarse de su mente.

No, la meditación no hará que tus problemas desaparezcan mágicamente ni hará que estés de acuerdo con cosas con las que no deberías estar de acuerdo. Lo que hará es ayudar a eliminar parte del equipaje emocional y la negatividad que puede estar ocupando sus pensamientos.

Busque un poco en Internet o en una tienda de aplicaciones y podrá encontrar fácilmente meditaciones guiadas y meditación para principiantes.

6. Vuelva a conectarse con personas, lugares y pasatiempos que le traen alegría.

Alimentar la felicidad de vuelta a un lugar saludable requiere dedicar tiempo a las cosas que te traen felicidad y alegría.

Pueden ser pasatiempos, un lugar en el que te encanta estar o personas positivas con las que te gusta pasar el tiempo. Tal vez sea una pareja romántica o una querida BFF con la que solo tienes que volver a ponerte al día. Tal vez sea cuidar tu jardín de flores para que puedas verlo crecer y florecer.

Te puede interesar:  5 razones por las que necesitas tener la razón todo el tiempo + 6 pasos para dejarla ir

Pasa algún tiempo reconectándote con las cosas que te traen felicidad y satisfacción. Convierta en un hábito regular participar en estas actividades para que pueda continuar construyendo sobre esas cosas positivas.

7. Considere la posibilidad de recibir ayuda profesional si tiene dificultades.

La depresión es un problema de salud grave que puede necesitar la ayuda de un profesional capacitado para enfrentarlo y superarlo.

Si descubre que no puede volver a conectarse con su felicidad o entrar en un mejor espacio mental, sería una buena idea consultar con un profesional de la salud mental para encontrar una solución.

Un buen lugar para obtener ayuda profesional es el sitio web BetterHelp.com: aquí podrá conectarse con un terapeuta por teléfono, video o mensaje instantáneo.

Si bien puede tratar de resolver esto usted mismo, puede ser un problema mayor que el que puede abordar la autoayuda. Y si está afectando su bienestar mental, sus relaciones o su vida en general, es algo importante que debe resolverse.

Demasiadas personas intentan salir del paso y hacer todo lo posible para superar los problemas que realmente nunca logran resolver. Si es posible en sus circunstancias, la terapia es 100% la mejor manera de avanzar.

La terapia en línea es en realidad una buena opción para muchas personas. Es más conveniente que la terapia en persona y es más asequible en muchos casos. Y obtienes acceso al mismo nivel de profesionales calificados y experimentados.

Ya has dado el primer paso con solo buscar y leer este artículo. Lo peor que puedes hacer ahora mismo es nada. Lo mejor es hablar con un terapeuta. Lo mejor que puedes hacer es implementar todo lo que has aprendido en este artículo por ti mismo. La decisión es tuya.

Deja un comentario