¿Le preocupa el tiempo? No estás solo. Pruebe estas estrategias de afrontamiento.

la ansiedad a lo largo del tiempo

Independientemente de lo que sea el tiempo desde una perspectiva científica, desde mi propio punto de vista, muy humano, el tiempo es algo que tiene el poder de causarme una ansiedad significativa.

No puedo decir con certeza cómo llegué a ser así, pero desde que tengo uso de razón, el tiempo me parece algo complejo y confuso de lo que se deriva mucho estrés y preocupación.

Esto se manifiesta de numerosas maneras:

  • Odio llegar tarde, así que me doy un margen de maniobra excesivo cuando voy a los sitios. Al final, esto sólo me deja con la necesidad de matar el tiempo mientras espero a que lleguen otras personas o comiencen los eventos.
  • A menudo me estreso por la cantidad de trabajo que consigo completar en un día; esto es algo que ocurre desde que me hice autónomo hace 7 años. Si no siento que mi día ha sido productivo, es mucho más probable que desarrolle un mal humor y, comúnmente, un dolor de cabeza por la noche. Creo que debe tener que ver con la «pérdida» de tiempo, lo cual es extraño porque ni siquiera estoy segura de cómo definiría yo una «pérdida» de tiempo; después de todo, nada me gusta más que relajarme frente al televisor.
  • Me preocupa el progreso que estoy haciendo hacia mis objetivos y si voy por el buen camino o con retraso. Ni siquiera tengo objetivos concretos la mayor parte del tiempo, pero eso no me impide pensar en cómo lo estoy haciendo en comparación con algún criterio arbitrario.
  • Tengo ansiedad por el futuro y por saber si tendré suficiente dinero para mantenerme a mí y a mi familia, aunque en la actualidad no tengo gastos específicos que me cuesten. De hecho, para mi edad, estoy bastante bien en términos de riqueza, pero sigo sintiéndome preocupado y tengo la necesidad de aumentar mis ingresos de alguna manera.
  • Tengo una ansiedad anticipatoria que a veces puede ser bastante grave cuando sé que hay un acontecimiento de cualquier magnitud en los próximos minutos u horas. Incluso saber que alguien va a llamar por teléfono a una hora determinada me provoca palpitaciones, sudoración y una mente hiperactiva.
Te puede interesar:  Si la escuela te hace sentir tonto, lee esto

Sé que no puedo estar solo en este aspecto, incluso si tus ansiedades basadas en el tiempo son ligeramente diferentes a las anteriores.

Pero, por desgracia, es probable que no te interesen tanto mis problemas, sino que estés aquí para saber cómo atajar tu problema temporal y, en este sentido, sólo puedo predicar una solución principal: el ahora.

Antes de que te vayas pensando que ya lo has leído todo, te ruego que te quedes conmigo un poco más. Tengo al menos un par de sugerencias concretas para ti.

La primera de ellas son unas sencillas afirmaciones para hacer frente a tus miedos:

Repítelas en tu cabeza o en voz alta la próxima vez que experimentes algún tipo de estrés o preocupación relacionada con el futuro.

A continuación hay algunos consejos más prácticos para hacer frente a la ansiedad basada en el tiempo:

  • Si sabes que tienes que dejarte un cierto tiempo libre, por ejemplo 15 minutos, antes de hacer algo o ir a algún sitio, utiliza una alarma en tu teléfono, reloj, ordenador o incluso tu despertador habitual de la cabecera de la cama para que te avise de cuándo tienes que empezar a prepararte. Esto te permitirá concentrarte en el ahora y aliviar tu necesidad de comprobar constantemente la hora cada dos minutos para asegurarte de que no llegas tarde.
  • Si no te gusta llegar tarde a los eventos en los que hay otras personas implicadas, elige uno en el que haya varios amigos y oblígate a llegar 15 minutos después de la hora de inicio programada. Esto te condicionará a aceptar el hecho de que llegar tarde no es el fin del mundo y ni siquiera supone un perjuicio para nadie. Empezarás a darte cuenta de que sólo puedes llegar en el ahora y que intentar llegar en el futuro antes de tiempo no es posible. Sin embargo, no hagas esto cuando te encuentres con una sola persona, ya que no te lo agradecerán.
  • Practica la intención paradójica, un ejercicio creado por el psiquiatra Viktor Frankl. Si experimentas un síntoma físico concreto cuando te pones ansioso, en lugar de intentar reducirlo, esfuérzate por hacerlo con la máxima ferocidad. Así que si tu estómago se revuelve al pensar en un acontecimiento inminente en el tiempo, dite a ti mismo «Voy a hacer que mi estómago se revuelva como nunca, tanto que probablemente me ponga enfermo». Descubrirás que intentar forzarte a mostrar estos síntomas en realidad dificulta tu capacidad de hacer precisamente eso, porque estás tan centrado en el ahora, que el pensamiento del futuro desaparece.
  • Si, como a mí, te preocupa tener suficiente dinero o riqueza en el futuro, cambia tu forma de pensar escribiendo una lista de todas las cosas por las que puedes estar agradecido ahora mismo. Si repites este ejercicio cada vez que surja esa ansiedad, acabarás dándote cuenta de que siempre tienes una gran abundancia por la que dar las gracias y que, pase lo que pase en el futuro, la abundancia seguirá estando presente de una forma u otra.
Te puede interesar:  Cómo dejar de reñirte a ti mismo: 7 consejos muy eficaces

Todavía me queda camino por recorrer antes de superar mis problemas de ansiedad basados en el tiempo, y sé que tengo que practicar más lo que predico y utilizar realmente las tácticas anteriores que, en varios momentos, me han ayudado.

Espero que ahora te des cuenta de que no eres el único que experimenta esta forma de ansiedad y que hay formas de abordarla.

Si este artículo te ha resultado instructivo o útil, deja un comentario a continuación. Valoro todas y cada una de las respuestas que recibo.

Por Steve – Última actualización el 6 de agosto de

2019También te puede gustar


Ezoic

Deja un comentario