7 cosas que la lealtad realmente significa en una relación

joven pareja tomando café en un sofá ilustrando lealtad en las relaciones

La lealtad es algo poderoso. Incluso la palabra misma puede conmover a las personas a las fervientes alturas de la emoción. Cuando vemos la vida como una historia, queremos que los personajes cercanos y queridos sean aquellos en los que podamos confiar.

Por lo tanto, si nos vemos como Frodo, queremos a Samwise. Si somos Batman, queremos a Robin.

Kirk tenía Spock. T’Challa tenía a Okoye. Snoopy tenía Woodstock. Bond tenía Moneypenny. No compinches, sino almas leales y confiables.

La lealtad, según el diccionario, es un fuerte sentimiento de apoyo o lealtad.

La lealtad, según la mayoría de las almas, es saber que alguien tiene sus mejores intereses en el corazón, incluso ( se podría decir especialmente ) cuando esos intereses van en contra de lo que crees que deseas pero realmente no lo haces.

En una relación romántica, la lealtad va mucho más allá de la fidelidad, o incluso la compatibilidad ( si se mide la compatibilidad por longevidad ).

Cuando una persona sabe, a pesar de los errores y errores, que la otra es verdaderamente leal, puede seguir siendo amiga ( una vez curada ) incluso después de que ya no es romántica.

Piense en ello como la otra persona que sostiene un pedazo de usted y usted de ellos, y ninguno de ustedes – pase lo que pase – permitirá que el daño llegue a esas piezas.

Hay una buena cantidad de sacrificio personal en la lealtad que a menudo no se marca, como debería. La lealtad no busca un reconocimiento abierto. La verdadera lealtad es un acuerdo tácito de respeto. Es saber que no hay nada que alguien cercano a ti diga o haga hacia ti que no esté por amor.

Te puede interesar:  ¿Por qué dejas de gustar a los chicos cuando les gustas?

¿Cómo se manifiesta la lealtad en una relación?

Honestidad

Un compañero leal será honesto con usted, incluso cuando le duela a uno o ambos hacerlo. Esto no es honestidad “ brutal ”, es honestidad del alma.

Cuando su pareja sabe que lo que sale de su boca es lo suficientemente poderoso como para mover montañas si fuera necesario, La sensación de seguridad y lealtad en la relación se basa en una base muy sólida.

Una persona deshonesta es leal solo a las mentiras que debe mantener.

Date de ti mismo

En una relación, lealtad significa “ que me tomarás tiempo y yo tomaré tiempo para ti. ” Significa dar libremente de ti mismo para satisfacer las necesidades que el otro nunca puede saber que tiene o nunca puede expresar.

Significa “ Me entrego a usted ” en un acto no solo de fe, sino muy fundamentado en actos : la prueba de lealtad es la calidad del tratamiento recibido, porque la lealtad como una palabra cae rápida y fácilmente de muchas personas que esperan usarla como una distracción de sus deficiencias.

Subir

Samwise no era un héroe. En su mente, él era un simple jardinero de Hobbit que amaba y creía en su amigo Frodo que no había duda de que no lo acompañaría en un peligroso viaje de ningún tipo.

Hay momentos en que debemos estar al lado de – o incluso frente a alguien – para defenderlos cuando están preocupados o debilitados. Si esto se hace sin dudarlo o una demanda abierta de retribución, tiene una relación en la que la lealtad es un valor fundamental.

Te puede interesar:  Mejorando la comunicación en las relaciones amorosas.

Puede que nunca tenga que enfrentar su propia versión de acompañar a alguien a Mount Doom, pero la lealtad significa intensificar a alguien, reemplazarlo cuando sea necesario, y permitirles sobre sus hombros que les hagan saber que el amor y el apoyo son lo que deben esperar de usted.

También puede gustarle ( el artículo continúa por debajo de ):

Sacrificio

La lealtad no es ceguera. No se trata de estar en el lado más poderoso o ganador.

Se trata de dar.

Se trata de estar abierto a las posibilidades de una conexión verdadera, a diferencia de las más leales de moda.

Recepción de gracia

Para ser leal, debes saber cómo recibir lealtad.

La lealtad en realidad incomoda a muchas personas. Sienten que alguien que les es leal les impone una carga de ciertos comportamientos. En lugar de lidiar con esta incomodidad, se cierran de sentirse dignos.

En esencia, se vuelven miserables y esperan que otros se compadezcan de esa miseria, pero la lealtad no significa quedarse para ver cómo se desarrolla la miseria.

La lealtad evoluciona con gracia en una relación totalmente realizada. Así como las lealtades al cambio y cambio externo del mundo, las lealtades íntimas experimentan nuevos estados de ser de manera constante.

Es una gracia poder fluir con estos estados y bailar con ellos, en lugar de ser tropezado por ellos.

Lealtad sexual y emocional

Hay muchos sabores diferentes de las relaciones interpersonales, particularmente en el ámbito sexual.

Monógamo, polígamo, poliamoroso – todos tienen sus puntos de lealtad, y la mejor manera de ser leales dentro de cada uno es hablar de lealtad.

Te puede interesar:  razones por las cuales las relaciones pueden ser tan difíciles en los tiempos

Incluso la lealtad emocional debe ser discutida dentro de este reino, porque una relación podría ser bastante abierta en cuanto a encuentros físicos, pero trazará la línea ante sentimientos de anhelo y apego.

Otro podría considerar completamente aceptable tener tantas relaciones externas cercanas y amorosas como sea posible, siempre que sean todas platónicas.

La clave para mantener la lealtad sexual y emocional es la comunicación. Una vez que se discuten los límites, los requisitos de lealtad entran en juego.

La capacidad de decir no

La lealtad en su relación exigirá esta palabra con frecuencia. No a las tentaciones del corazón, la carne, el interés propio, incluso en momentos de los intereses de su ser querido.

Dado que una persona verdaderamente leal no es simplemente un sí-bot para los demás o para ellos mismos, aquellos que pueden reclamar legítimamente el manto de un amigo / amante leal/confidente.

“ No ” no es fácil, porque a veces una recompensa inmediata es distraídamente tentadora. Sin embargo, tampoco es fácil influir en una persona verdaderamente leal hacia recompensas rápidas e inmediatas.

La persona leal sabe que la vida es una historia, quizás épica, quizás íntima, pero digna de su Spock, Samwise o Dora Milaje o dos.

En otras palabras, saben que al decir no a las distracciones, le dicen que sí a un compañero leal y bueno, y tales amigos valen el doble de su peso en oro.

Deja un comentario